Se defiende hogar de ancianos en Italia donde murieron 300

El hogar para ancianos más grande de Italia defendió el miércoles las medidas que tomó para proteger a sus residentes y el personal del coronavirus frente a una investigación penal y la indignaci...

El hogar para ancianos más grande de Italia defendió el miércoles las medidas que tomó para proteger a sus residentes y el personal del coronavirus frente a una investigación penal y la indignación de las familias ante las 300 muertes que se produjeron allí de enero a abril.

Funcionarios del hogar Pio Albergo Trivulzio de Milán rechazaron las declaraciones del personal, de que sus jefes les dijeron que no usaran mascarillas para evitar asustar a los residentes. Dijeron que bajo las normas de la casa, sólo debían usarlas con pacientes que exhibían síntomas.

El Trivulzio es uno de muchos hogares de ancianos investigados por centenares de muertes durante la pandemia, que abrumó el sistema de salud en el norte de Italia. Por su tamaño e historia, la prensa italiana lo ha convertido en símbolo del horrendo impacto del virus sobre las instalaciones para personas mayores.

El consultor científico del Trivulzio, doctor Fabricio Pregliasco, dio la primera respuesta exhaustiva al escándalo durante una conferencia de prensa en línea en la que reveló que 300 residentes murieron en los primeros cuatro meses del año.

Sin embargo, dijo que el 61% de aumento de las muertes en comparación con el anterior promedio quinquenal se correspondía triste y dolorosamente con la tendencia en la propia Milán. Dijo que de acuerdo con algunos cálculos, el 40% de las víctimas de COVID-19 en Europa son residentes de hogares de ancianos.

De los 900 residentes en el hogar, el 34% han dado positivo. Pregliasco dijo que el 8,6% del personal da positivo y el 11% parece haber desarrollado anticuerpos según los análisis de sangre.

El abogado Vinicio Nardo dijo que el hogar, como otras instalaciones similares, fue excluido del flujo prioritario de equipo protector por el gobierno, que optó por dar prioridad al personal hospitalario. Puso en duda si los fiscales podrán demostrar una relación causal entre las muertes y la administración del hogar, dada la incertidumbre acerca de cuándo y cómo ingresó el virus por primera vez a las instalaciones. Señaló que Trivulzio obtuvo los elementos para hacer pruebas de coronavirus apenas el 16 de abril.