Broadway considera el camino a seguir para poder continuar

sólo que incrementará el número de funciones diarias.

sólo que incrementará el número de funciones diarias.

Somos pequeños y flexibles, dijo la directora asociada Kate Valk, quien ya está trabajando en una pieza audiovisual sobre la pandemia. Siento pena por los artistas teatrales que dependen de una producción comercial. Cuanto más grande es la máquina, más difícil de reinventar.

La Barrington Stage Company en Massachusetts ofrece otro modelo: está reduciendo su teatro principal de 520 butacas a un tercio, incrementando la distancia entre filas y asientos y limpiando a fondo el teatro después de cada presentación. El público tendrá que usar máscaras. También están construyendo entradas y salidas adicionales, y las obras no tendrán intermedios.

Algunos creadores ven una oportunidad de cambio. Una de las más francas es Theresa Rebeck, dramaturga y creadora galardonada de la serie de TV sobre Broadway Smash.

Rebeck espera que el cierre pueda corregir inequidades como que algunos productores se lleven una parte demasiado grande de la taquilla. Terminas con el púbico pagando precios de boletos demasiado altos y con los actores y artistas recibiendo sueldos demasiado bajos, dijo.

Hay mucha gente en este momento viviendo al borde del desastre, y esto realmente va a destruir muchas vidas y carreras y no hay manera de fingir que eso no esté sucediendo en este momento, agregó Rebeck.

Actualmente, quizás se considere más acertado un monólogo que un espectáculo con un gran elenco. Tal vez las puestas al aire libre resulten más atractivas que apiñar a la gente en una sala convencional de teatro.

Creo que por un tiempo, el teatro lucirá como antes de toda la tecnología que hemos logrado en los últimos siglos, dijo McColl. Creo que se reducirá a la narrativa.