Gobierno español quiere prorrogar el estado de alarma

El gobierno socialista español pedirá al Parlamento el miércoles una nueva prórroga del estado de alarma, por dos semanas hasta el 24 de mayo. Pero el opositor Partido Popular, de derecha, se mues...

El gobierno socialista español pedirá al Parlamento el miércoles una nueva prórroga del estado de alarma, por dos semanas hasta el 24 de mayo. Pero el opositor Partido Popular, de derecha, se muestra renuente a aprobarla.

El presidente Pedro Sánchez dijo que la prórroga es el único instrumento que permite al gobierno luchar contra el coronavirus y salvar vidas.

El ministro de Salud, Salvador Illa, dijo que el estado de alarma, que le permitió al gobierno imponer la cuarentena, ha sido esencial para reducir la tasa diaria de contagio de 35% a 0,4%.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, advirtió que las medidas económicas para mitigar el golpe de la pandemia dependen de la legislación de emergencia.

Si el Partido Popular vota contra la prórroga, podría desbaratar los planes del gobierno para combatir la pandemia. Podría decidir por la abstención, en cuyo caso el pedido del gobierno probablemente ganaría la votación.

El cierre de la mayor parte de la actividad económica española durante el estricto confinamiento de abril disparó el número de desempleados a un total de 3,8 millones de personas, la cifra más alta en casi cuatro años, informó el gobierno.

En abril se registraron como desempleadas 282.891 personas, 8% más que el mes anterior, según los datos del Ministerio de Empleo.

Más de 300.000 habían perdido ya su trabajo el mes anterior, después de que las autoridades declararon el estado de emergencia el 14 de marzo, habilitando el marco legal para confinar a los españoles en casa y combatir una pandemia que ha matado al menos a 25.000 personas en todo el país.

Las estadísticas de desempleo no incluyen a los millones de trabajadores en España que vieron suspendido su empleo o reducida su jornada de forma temporal.

Por otra parte, España reportó el martes 185 decesos más ligados al coronavirus, para un total de 25.613 personas que han sucumbido al COVID-19, la enfermedad causada por el virus.

La cifra, que está en línea con la desaceleración de los contagios en el país. no incluye a las miles de personas que fallecieron en residencias de ancianos en marzo y abril antes de ser sometidas a la prueba.

Pese a la escasa capacidad del país para realizar pruebas hasta recientemente, los datos del Ministerio de Salud mostraron que los contagios subieron el martes hasta 250.000, incluyendo 30.000 pacientes que fueron identificados por pruebas de anticuerpos tras haber superado la enfermedad o haberla pasado asintomáticos.

Según los datos, la mayoría de los nuevos contagios se registran entre trabajadores sanitarios.

La tendencia a la baja en el número de casos es clara y el objetivo de las autoridades españolas es evitar un rebrote, señaló Fernando Simón, responsable de la respuesta sanitaria al virus. Más de 123.000 personas se han recuperado de la enfermedad, agregó.

España comenzó a aliviar esta semana las medidas de confinamiento decretadas a mediados de marzo, unas de las más estrictas del mundo.