Cifras revelan flujo negativo de migrantes en Dinamarca

ofrece cifras negativas.

ofrece cifras negativas.

Lo natural es que los refugiados viajen a sus lugares de origen, cuando les es posible. Me da gusto que podamos brindar protección a la gente cuando es necesario. Pero también me alegra cada vez que un refugiado puede volver a casa.

La inmigración en Dinamarca ha estado disminuyendo desde 2015. El año pasado, un total de 730 personas dejaron el país escandinavo de 5,8 millones de habitantes.

Las cifras reveladas por el Ministerio de Inmigración muestran que los principales grupos de personas que dejaron Dinamarca el año pasado fueron somalíes, sirios, iraquíes y bosnios, mientras que inmigrantes provenientes de Eritrea, Irán y Afganistán se refugiaron en el país europeo.

Eva Singer, del Comité Danés de Refugiados, un organismo no gubernamental, dijo que la disminución de inmigrantes no debería ser atribuida a las políticas migratorias danesas sino al hecho de que menos personas han podido llegar hasta Dinamarca, en parte debido a que Turquía ha cerrado su frontera con la Unión Europea.

En época reciente, Dinamarca ha recibido la atención internacional por sus estrictas posturas hacia los inmigrantes. El actual gobierno socialdemócrata minoritario ha adoptado un enfoque duro pero más relajado que el impuesto por el gobierno previo de centro-derecha que tuvo el apoyo parlamentario del Partido Popular Danés, de tendencia antiinmigrante.

Por todo Europa, el aumento de más de un millón de migrantes refugiados y económicos que llegaron en 2015 ha generado una reacción populista que dio un enorme impulso a los partidos antiinmigrantes y drenó votos de los partidos dominantes, en particular los partidos de izquierda que mantienen políticas migratorias.