NY y otros seis estados se unen para adquirir equipo médico

Nueva York se unió a otros seis estados cercanos para adquirir equipo y suministros que ocasionalmente han escaseado durante la pandemia del coronavirus, anunció el gobernador Andrew Cuomo el doming...

Nueva York se unió a otros seis estados cercanos para adquirir equipo y suministros que ocasionalmente han escaseado durante la pandemia del coronavirus, anunció el gobernador Andrew Cuomo el domingo.

En tanto, el alcalde neoyorquino Bill de Blasio elogió a los residentes de la ciudad por apegarse a las medidas de distanciamiento social durante el fin de semana más caluroso de la primavera, en el que la policía apenas emitió unos cuantos citatorios.

Después de trabajar en conjunto con sus estados vecinos en los planes de cierre y reapertura relacionados con el coronavirus, Cuomo dijo el domingo que Nueva York participará con estados desde Massachusetts a Delaware para crear una cadena regional de suministro de mascarillas, batas, respiradores, pruebas de diagnóstico y demás equipo crucial en el combate a la enfermedad.

Los estados establecerán una alianza después de meses de enfrentar por separado lo que Cuomo dijo era un proceso de compra totalmente ineficiente e ineficaz que ponía a los 50 estados unos contra otros, así como al gobierno federal y otras entidades, lo que disparaba los precios conforme la mercancía escaseaba.

Nueva York adquiere alrededor de 2.000 millones de dólares de suministros médicos al año, según Cuomo. Los otros estados que se unieron a la alianza gastan entre todos unos 5.000 millones anuales. Al trabajar en conjunto, tendrán un mayor poder de compra y mejorarán su influencia con los proveedores globales.

Nos hará más competitivos en el mercado internacional y creo que les ahorrará dinero a los contribuyentes, declaró Cuomo. También creo que nos ayudará a conseguir el equipo, porque aún tenemos problemas para obtenerlo.

Los otros estados son Connecticut, Rhode Island, Nueva Jersey y Pensilvania.

Cuomo señaló que, a partir de ahora, se requerirá que todos los hospitales del estado tengan abasto para 90 días de mascarillas, batas y equipo de protección personal, que por momentos escaseearon fuertemente. Al crear sus reservas, los hospitales no deberán tomar en cuenta el ritmo de uso normal, sino las elevadas tasas de uso que se registraron durante la pandemia, agregó.

En cierto momento de la crisis, los hospitales del sistema New York-Presbyterian consumían unas 40.000 mascarillas al día, aproximadamente 10 veces la cantidad usual, según funcionarios del Centro Médico de la Universidad de Columbia,

En tanto, el sábado se hospitalizó a menos de 10.000 personas en el estado, la cifra más baja desde la tercera semana de marzo, dijo Cuomo. El número de hospitalizaciones más elevado fue de 18.825 el 12 de abril, y el sábado se redujo a casi la mitad, 9.786.

En el estado, más de 19.100 personas han muerto a causa del coronavirus, aunque el total no incluye los más de 5.300 decesos en la ciudad de Nueva York que se le atribuyeron al virus en actas de defunción, pero que no se confirmaron con pruebas de laboratorio.

El sábado murieron 280 personas a causa de la enfermedad, la cifra más baja desde los 254 decesos del 29 de marzo. El estado registró su punto más alto el 9 de abril, cuando fallecieron 799 personas.

Vamos bien en general, a pesar de que es muy doloroso, declaró Cuomo.

En tanto, decenas de miles de personas salieron el sábado a los parques y espacios públicos de la ciudad de Nueva York, y se apegaron, en lo general, a las reglas de distanciamiento social.

La historia principal aquí es lo que los neoyorquinos han hecho bien, dijo de Blasio.

La policía emitió 51 citatorios, incluyendo 43 en parques, dijo el comisionado de policía Dermot Shea.