Un gigantesco globo aerostático en forma de dirigible, que había estado atado en una instalación del Ejército en Maryland, se sóltó y flotó este miércoles libremente por unas cuatro horas hasta que descendió por la perdida de gas y fue asegurado en Pensilvania.

Dos aviones caza F-16 fueron enviados por NORAD para vigilar al dirigible durante su trayecto Michael Kucharek, vocero del Comando de Defensa del Aeroespacio de Norte América (NORAD) informó que el dirigible se encontraba ya en el suelo cerca de la comunidad de Moreland Twonship, Pensilvania, a unos 250 kilómetros al norte de donde estuvo estacionado en Edgewood Maryland.

Explicó que el globo aerostático perdió lentamente helio y fue descendiendo hasta que cayó a tierra. El gigantesco globo de 74 metros de largo fue recuperado por agentes de la policía estatal de Pensilvania.

Dos aviones caza F-16 fueron enviados por NORAD para vigilar al dirigible durante su trayecto, en el que alcanzó una altura de hasta 4, 800 metros.

El dirigible, que se llena con helio, forma parte de un sistema de defensa aéreo antimisil, que esta siendo probado por el ejército estadounidense en una instalación en Edgewood Maryland.