Agreden a personal médico en hospital del centro de México

pidió al auditorio de su noticiario nocturno que no hiciera caso a las indicaciones del subsecretario de salud.

pidió al auditorio de su noticiario nocturno que no hiciera caso a las indicaciones del subsecretario de salud.

Apenas la semana pasada, la policía desmanteló cinco fiestas clandestinas en el municipio de Ecatepec, en una de las cuales se reportó que había más de 200 jóvenes.

El sábado, el gobierno del Estado de México informó que en el Hospital General de ese municipio fallecieron dos personas durante el turno vespertino y al informar sobre los decesos a los parientes, éstos ingresaron por la fuerza a las instalaciones.

Mi hijo estaba bien, tengo fotos de que mi hijo estaba bien anoche todavía. Entré a las 12 del día buscarlo, yo entré a buscar a mi hijo donde hay más de 20 muertos con su bolsa con cierre. Yo destapé la bolsa de mi hijo, para corroborar si era mi hijo o no era mi hijo", declaró María Dolores Carrillo en entrevista con Grupo Imagen. Lo único que exijo yo nada más que me entreguen completo el cuerpo de mi hijo. Yo no quiero que embolsado y que cenizas. Quiero a mi hijo completo.

Que nos entreguen nuestros cuerpos completos, porque sabemos que no existe el COVID. Aquí a mi hijo me lo inyectaron, yo creo que para matarlo, agregó.

En un mensaje posterior, las autoridades del Estado de México señalaron que el manejo de los cadáveres se apega a los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias a nivel federal.

En su conferencia de prensa, López-Gatell agregó que lo ocurrido en el hospital me resulta dramático por muchas razones: por la pérdida de las vidas porque no queremos que pierda la vida nadie y le mando el pésame a la familia por la experiencia.

El funcionario subrayó que ella decía ˜yo lo entregué en buenas condiciones y aquí se murió™ y empezaba con una idea de una acción dirigida para que la persona perdiera la vida, eso me parece fuera de toda posibilidad, los hospitales son sitios de atención, no de daño.

Hasta el sábado por la noche, México reportaba 22.088 personas contagiadas y 2.061 defunciones.

López-Gatell lamentó también que los familiares hayan manipulado las bolsas donde estaban los cadáveres, tal como se aprecia en los videos difundidos en las redes sociales.

Estas bolsas no son cualquier cosa, son un equipo específico que se usa para aislar a los cuerpos y que no tengan un alto potencial para quienes los manejan, dijo. Son bolsas selladas con una solución desinfectante que se pone por encima y no conviene que se abran, porque una vez que ocurrió esto aumenta considerablemente el riesgo de contaminación.

Familiares de otros enfermos de ese hospital se manifestaron en el exterior de la instalación la mañana del sábado hasta que les permitieron el acceso paulatino en grupos de 10 personas para realizar visitas.

No es la primera agresión al personal médico que se registra en el país, donde se han presentado casos en varios estados desde que las autoridades decretaron el estado de emergencia sanitaria por el coronavirus.

Las autoridades sanitarias mexicanas hacen llamados constantemente a la población para que no se agreda a los médicos.