Protestan miles en Israel contra gobierno de coalición

Miles de israelíes salieron a las calles de Tel Aviv el sábado por la noche para protestar contra la nueva coalición entre el primer ministro Benjamin Netanyahu y su principal rival un día antes d...

Miles de israelíes salieron a las calles de Tel Aviv el sábado por la noche para protestar contra la nueva coalición entre el primer ministro Benjamin Netanyahu y su principal rival un día antes de que la Corte Suprema comience a debatir una serie de demandas legales que enfrenta el acuerdo.

Los manifestantes se congregaron en la Plaza Rabin por tercer fin de semana consecutivo, manteniéndose separados más de dos metros (seis pies) en filas organizadas para respetar las normas de distanciamiento social contra la pandemia del nuevo coronavirus.

El mes pasado, Netanyahu llegó a un acuerdo para compartir el poder con su principal rival, Benny Ganz. Los manifestantes están molestos porque el pacto mantiene a Netanyahu en el poder en momentos en que se apresta ser enjuiciado por corrupción.

¡Vergí¼enza! ¡Vergí¼enza! corearon los manifestantes. Uno de los carteles mostrados en la protesta mostraba una imagen de Netanyahu y Ganz con la frase Decimos no a la corrupción del gobierno.

Bajo el trato, Netanyahu y Gantz acordaron compartir el cargo de primer ministro, con Netanyahu sirviendo como premier los primeros 18 meses y Ganz sirviendo los 18 siguientes. Incluye además una cláusula para iniciar los planes de anexión de partes de Cisjordania, incluyendo asentamientos judíos, a partir del 1 de julio.

La protesta del sábado fue organizada por el Movimiento por un Gobierno de Calidad en Israel, uno de los grupos de activismo que presentaron una demanda ante la Corte Suprema. Protestas más pequeñas se llevaban a cabo en otras ciudades del país.

Los grupos piden al máximo tribunal del país que prohíba que un político imputado de cargos penales forme un nuevo gobierno. Argumentan además que partes del acuerdo de coalición son ilegales.

En caso que la corte anule el acuerdo de coalición, Israel pudiera verse forzado a sostener sus cuartas elecciones en apenas 12 meses.