Suben contagios en Rusia y Pakistán, otros alivian controles

Rusia y Pakistán registraron su mayor incremento diario de contagios por coronavirus mientras algunos países y estados de Estados Unidos, donde los casos se están estabilizando, permitían la reape...

Rusia y Pakistán registraron su mayor incremento diario de contagios por coronavirus mientras algunos países y estados de Estados Unidos, donde los casos se están estabilizando, permitían la reapertura de algunos negocios y la reanudación de actividades públicas.

China, el país donde comenzó la pandemia en diciembre, reportó apenas un nuevo caso de coronavirus el sábado, ampliando una disminución constante en el número de contagios confirmados. Corea del Sur registró seis nuevos positivos, pero ninguno en la ciudad suroriental de Daegu, la más afectada por el brote en el país. Ambos países están suavizando los controles contra el virus y reactivando sus economías.

Rusia reportó 7.933 nuevos casos el viernes, para un total de 114.431. Se cree que la cifra real es mucho mayor porque en el país no hay pruebas generalizadas y se dijo que los tests rusos tienen una precisión de entre el 70% y el 80%.

Al menos cinco regiones rusas confirmaron un aumento en el número de casos de neumonía. En Moscú, donde se registran la mitad de los contagios, es probable que todas las infecciones respiratorios estén causadas por el coronavirus, dijo el departamento de Salud Pública.

También el sábado, Pakistán anunció 1.297 nuevos casos, elevando a 18.114 el total de contagios en la nación de 220 millones de habitantes.

El incremento coincide con el aumento de las pruebas de detección. El gobierno dijo que en las últimas 24 horas realizaron más de 9.000 y el primer ministro, Imran Khan, ha establecido el objetivo de 20.000 diarias.

Las fotografías publicadas en prensa mostraron grandes aglomeraciones en las mezquitas del país, y solo a algunos fieles respetando la distancia social. El gobierno dijo que podría aliviar los controles, pero los médicos pidieron cuarentenas más estrictas advirtiendo que una explosión de contagios desbordaría unos hospitales que cuentan con apenas 3.000 plazas en cuidados intensivos en toda la nación.

El primer medicamento que se demostró que ayuda a combatir el COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, recibió aprobación de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos. En un estudio, remdesivir acortó el tiempo de recuperación de los pacientes de un promedio de 15 días a 11 y podría haber reducido el número de decesos.

El coronavirus ha matado a más de 230.000 personas en todo el mundo, incluyendo más de 64.000 en Estados Unidos y más de 20.000 en países como Italia, Gran Bretaña, Francia y España. Expertos en salud advierten que podría haber una segunda oleada de contagios a menos que se amplíe drásticamente la cantidad de pruebas que se realizan.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes que espera que el número total de decesos en el país esté por debajo de los 100.000, reconociendo que ese es un número horrible.

Los modelos publicados el pasado 29 de marzo por el grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca proyectaban la muerte de entre 100.00 y 240.000 estadounidenses, asumiendo que medidas como la distancia social y el confinamiento en casa estarían en vigor tanto como fuese posible. El peor escenario, sin ese tipo de medidas, supondría la muerte de entre 1,5 y 2 millones de ciudadanos, dijo el director del grupo.

A medida que la crisis se estabiliza en algunas naciones europeas y estados estadounidenses, los gobiernos levantan gradualmente las cuarentenas que han asfixiado a la economía global arrastrándola a su peor bache desde la década de 1930 y destruyeron millones de empleos.

Francia, España y Alemania, entre otros, permitirán que fábricas, oficinas, negocios, iglesias y otras instalaciones públicas recuperen la actividad gradualmente y bajo controles estrictos.

___

Periodistas de The Associated Press en todo el mundo contribuyeron a este despacho.