Kim Jong Un aparece en público por primera vez en 20 días

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, realizó su primera aparición pública en 20 días para celebrar la finalización de una fábrica de fertilizantes cerca de la capital, Pyongyang, informaro...

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, realizó su primera aparición pública en 20 días para celebrar la finalización de una fábrica de fertilizantes cerca de la capital, Pyongyang, informaron el sábado medios estatales poniendo fin a una ausencia que había provocado especulaciones a nivel mundial sobre que podría estar gravemente enfermo.

Según la Agencia Noticiosa Central Coreana, Kim asistió a la ceremonia del viernes en la ciudad de Suncheon con otros altos funcionarios, incluyendo su hermana Kim Yo Jong, quien muchos analistas creen que se tomaría las riendas de la nación si su hermano se viese incapacitado para gobernar.

El diario oficial Rodong Sunmun publicó varias fotografías de Kim vestido de negro y sonriendo mientras observaba la fábrica y cortaba un listón rojo, con su hermana mirando desde atrás.

En una de las imágenes, el Kim aparecía sonriendo y aplaudiendo junto a su hermana y otros altos cargos bajo un letrero con la frase Fábrica de Fertilizantes Fostáticos de Sunchon: Ceremonia de finalización: 1 de mayo de 2020. Los que parecían ser miles de trabajadores, muchos de ellos con mascarilla, formaban en filas en el enorme complejo, soltando globos al aire.

Las fotografías no mostraron una señal clara sobre si Kim sufría algún malestar. No fue visto caminando con un bastón, como el que utilizó en 2014 cuando se recuperaba de una supuesta cirugía en el tobillo. Sin embargo, en una de las imágenes en la fábrica aparecía un carro eléctrico verde, parecido al vehículo que usó en 2014.

Esta fue la primera aparición pública de Kim desde el 11 de abril, cuando presidió una reunión del Partido de los Trabajadores para discutir el coronavirus y designar nuevamente a su hermana como miembro suplente del poderoso Politburó del Comité Central del partido gobernante. Esto confirmó su importancia en el gobierno.

Las especulaciones sobre la salud de Kim se desataron tras el 15 de abril, cuando no acudió a la celebración del cumpleaños de su difunto abuelo y fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung, que es el feriado más importante del país, por primera vez desde que asumió el poder en 2011.

La posibilidad de altos niveles de inestabilidad plantearon inquietantes dudas sobre el futuro de la hermética nación con armamento nuclear, que ha construido un arsenal para amenazar al territorio continental estadounidense, mientras la diplomacia entre Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lleva meses estancada.

Algunos expertos sostienen que Corea del Sur, así como sus vecinos en la región y su aliado Estados Unidos, deben empezar a prepararse para el posible caos que se desataría si Kim es apartado por problemas de salud o si fallece. Los peores escenarios contemplan una oleada de refugiados norcoreanos en el Sur o a China, o que militares conservadores suelten las armas nucleares.

El mundo no está preparado para la inestabilidad en Corea del Norte", dijo Leif-Eric Easley, profesor en la Universidad Ewha en Seúl. Washington, Seúl y Tokio necesitan una coordinación más estrecha en los planes de contingencia, mientras que las organizaciones internacionales necesitan más recursos y menos controversia sobre el papel de China".

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur, encargado de los asuntos intercoreanos, confirmó la visita de Kim a la fábrica de fertilizantes y dijo que formaba parte de sus esfuerzos para enfatizar el desarrollo económico del país. El ministerio pidió además discreción en la información relacionada con Corea del Norte, señalando que los rumores infundados de las últimas semanas han causado una confusión y un costo innecesario a la sociedad surcoreana y a sus mercados financieros.

El gobierno del Sur, que tiene un historial mixto en lo relativo a rastrear a la élite gobernante en Pyongyang, había minimizado repetidamente las especulaciones de que Kim, que se cree que tiene 36 años, padecería problemas de salud tras una operación.

La oficina del presidente surcoreano, Moon Jae-in, explicó que no había detectado signos inusuales en el Norte ni ninguna reacción de emergencia en el partido gobernante, en ejército ni en el gobierno. Seúl apuntó que creía que Kim seguía gestionando los asuntos de estado pero desde una ubicación no desvelada fuera de Pyongyang.

Según la agencia noticiosa norcoreana, los trabajadores de la planta de fertilizantes dedicaron una ovación atronadora a Kim, quien dijo que está guiando a la nación en la lucha por armar una economía autosuficiente frente al viento en contra de las fuerzas hostiles.

El reporte no mencionó ningún comentario directo hacia Washington o Seúl.

Ante reporteros en la Casa Blanca, Trump rechazó comentar la reaparición de Kim pero señaló que tendría algo que decir sobre eso en el momento adecuado.