Fábricas de autos de EEUU seguirán cerradas otras 2 semanas

Fiat Chrysler aplazará el plan de reanudar el 4 de mayo las operaciones en sus fábricas de América del Norte porque algunos estados de Estados Unidos todavía tienen vigentes órdenes de confinamie...

Fiat Chrysler aplazará el plan de reanudar el 4 de mayo las operaciones en sus fábricas de América del Norte porque algunos estados de Estados Unidos todavía tienen vigentes órdenes de confinamiento a causa del coronavirus.

La medida probablemente implicará que las fábricas de los tres fabricantes de automóviles de Detroit permanecerán inactivas durante al menos otras dos semanas mientras negocian los términos de reapertura con el sindicato United Auto Workers.

A la luz de las órdenes actualizadas de confinamiento emitidas por los estados, la compañía está reevaluando sus planes para reanudar sus operaciones en América del Norte, y comunicará nuevas fechas de reinicio a su debido tiempo, dijo FCA el lunes por la noche en un comunicado.

Las fábricas de Ford, General Motors y FCA han estado inactivas durante más de un mes debido al temor de propagación del coronavirus.

En Michigan, donde la FCA tiene varias fábricas, la gobernadora Gretchen Whitmer está "analizando" si se permite que sectores industriales como la manufactura reabran en la próxima fase de flexibilización de las restricciones.

La gobernadora demócrata también dijo que le pedirá a la legislatura de mayoría republicana que alargue su declaración de emergencia por 28 días antes de que expire el jueves por la noche.

Brian Rothenberg, portavoz de UAW, dijo que el sindicato no ha tenido noticias de ninguna fecha de reinicio por parte de los fabricantes de automóviles. GM dijo que no ha anunciado una fecha de inicio, mientras que Ford dijo que no se ha determinado una fecha.

Las compañías se han comprometido a monitorear la temperatura corporal de los trabajadores, rediseñar las estaciones de trabajo y escalonar los turnos para minimizar el contacto con otros, así como requerir máscaras, guantes y otros equipos de protección, y desinfectar con frecuencia las fábricas con el fin de mantener seguros a los trabajadores.

Pero el sindicato quiere que las compañías consideren hacer pruebas a los trabajadores antes de que ingresen en las fábricas.

Las compañías automotrices de Detroit emplean a unos 150.000 trabajadores en sus plantas, principalmente en el centro norte de Estados Unidos, pero también tienen fábricas en otros estados, desde Nueva York hasta Tennessee y Texas.