La comparecencia de Clinton por el ataque en Bengasi se convierte un duelo de gritos y acusaciones

  • Los republicanos y demócratas se enfrentaron por la investigación sobre el ataque al consulado estadounidense en Bengasi, Libia, en 2012.
  • Los republicanos sugirieron que Clinton dependía del exasesor presidencial para su información de inteligencia.
  • Ante la serie de cuestionamientos, el demócrata de más alto rango en el Congreso salió en su defensa.

La comparecencia de Hillary Clinton en el Congreso se convirtió este jueves en un duelo de gritos y acusaciones mutuas entre republicanos y demócratas por la investigación sobre el ataque al consulado estadounidense en Bengasi, Libia, en 2012.

¿Por qué no ponemos la transcripción entera (sobre Blumenthal) para que la vea el mundo? Legisladores republicanos del Comité sugirieron que Clinton dependía del exasesor presidencial Sidney Blumenthal para su información de inteligencia, que no prestó atención a los ataques diplomáticos previos y que incluso desconocía la existencia de una misión estadounidense en Libia.

Ante la serie de cuestionamientos de los republicanos a Clinton, el demócrata de más alto rango, Elija Cummings, salió en su defensa, acusó al presidente del Comité, el republicano Trey Gowdy, de hacer declaraciones inexactas y pidió hacer públicos todos los testimonios.

"¿Por qué no ponemos la transcripción entera (sobre Blumenthal) para que la vea el mundo? ¿Qué tienen que ocultar?", señaló Cummings levantando la voz en el hasta entonces apacible Salón Longworth de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Blumenthal, un periodista y exasesor del entonces presidente William Clinton, aparece de manera regular en los correos electrónicos personales de Hillary Clinton hechos públicos en marzo pasado.

Los republicanos emitieron un citatorio para conocer el testimonio de Blumenthal y ser interrogado, entre otras cosas, sobre su papel en la Fundación Clinton.

Pretenden afectar aspiraciones de Clinton

Para los demócratas, el énfasis de los republicanos en Blumenthal confirma que la investigación en marcha tiene que ver más con afectar políticamente a Clinton que encontrar la verdad del ataque contra el consulado estadounidense en Libia, que costó la vida al embajador Chris Stevens.

El Comité votó en contra de la divulgación En la parte más álgida de la audiencia, Cummings dijo haber sido informado por el asesor parlamentario que los demócratas tenían derecho a votar por la divulgación completa del testimonio de Blumenthal.

Sin embargo, Gowdy cuestionó que los demócratas por buscar sólo la revelación pública de las declaraciones de Blumenthal, que es sólo uno de los 54 testigos investigados por el Comité.

"Quisiera que todas (las transcripciones) sean divulgadas", reaccionó Cummings. Al cabo de la escaramuza, el Comité votó en contra de la divulgación.

Al inicio de la audiencia, Clinton pidió priorizar un enfoque de seguridad nacional y no político o ideológico en la investigación.

La aspirante presidencial demócrata lamentó que el Congreso no haya aprobado los fondos para un centro de entrenamiento de diplomáticos a fin de estar mejor preparados para servir en lugares peligrosos como Libia.

"Necesitamos un liderazgo que ponga como prioridad la seguridad nacional por encima de la política o la ideología", dijo en su testimonio, en momentos que los demócratas del Comité han acusado al presidente del panel, el republicano Trey Gowdy.

Se trata de la octava investigación relacionada con el ataque ocurrido el 12 de septiembre del 2012, que costó la vida de Stevens, la primera muerte de un embajador en funciones desde 1979, así como de otros tres estadounidenses.