Los demócratas en el Senado bloquean una iniciativa contra las 'ciudades santuario'

  • Las 'ciudades santuario' protegen a los residentes de las autoridades de inmigración.
  • Describieron la propuesta como una política antiinmigratoria que respalda el discurso de Trump.
  • La votación de 54-45 quedó corta de los 60 sufragios requeridos para hacer avanzar la iniciativa a una votación final.
<p>Varios inmigrantes esperan a ser atendidos en las oficinas de El Rescate, en Los Ángeles.</p>
Varios inmigrantes esperan a ser atendidos en las oficinas de El Rescate, en Los Ángeles.
AITANA VARGAS

Los demócratas en el Senado bloquearon el martes un proyecto de ley que iría contra las "ciudades santuario" que protegen a los residentes de las autoridades federales de inmigración, y describieron la propuesta como una política antiinmigratoria que respalda el discurso del precandidato presidencial republicano, Donald Trump.

San Francisco y cientos de otras jurisdicciones han adoptado políticas para no atender las solicitudes de detención  La votación de 54-45 quedó corta de los 60 sufragios requeridos para hacer avanzar la iniciativa a una votación final, que los republicanos han querido imponer desde que el 1 de julio, cuando Kathryn Steinle fuera baleada a muerte en un muelle de San Francisco. El hombre acusado de su muerte, el mexicano Juan Francisco López Sánchez, quien estaba ilegalmente en el país pese a un amplio historial delictivo y deportaciones múltiples. Había sido excarcelado por las autoridades de San Francisco pese a una solicitud de las autoridades federales de migración para mantenerlo en custodia.

La propuesta hecha por el senador de Louisiana, David Vitter, castigaría a las jurisdicciones que no compartan información de migración o cooperen con las solicitudes federales, al bloquear algunos fondos y subvenciones.

"En lugar de recompensar ciudades, debemos empezar a aplicar nuestras leyes migratorias vigentes y fortalecer nuestras fronteras para mantener a los estadounidenses a salvo en su propio país", dijo Vitter.

San Francisco y cientos de otras jurisdicciones a nivel nacional han adoptado políticas para no atender las solicitudes de detención de las autoridades de inmigración, que de acuerdo a los defensores de dicha medida, pueden enfocarse injustamente en inmigrantes inocentes y perjudicar las relaciones entre las comunidades migratorias y las agencias de la ley.

La Casa Blanca había amenazado con vetar la propuesta, señalando que pondría en riesgo dólares vitales para el ejercicio de la ley y provocaría desconfianza entre las autoridades federales y locales. El gobierno ha criticado a ciudades como San Francisco por no cooperar en su totalidad con las autoridades migratorias, pero ha intentado trabajar con ella mediante un programa que permitiría a los federales ser notificados en caso de que se ponga en libertad a un delincuente peligroso.