Agricultores, jardineros arrasan con semillas para plantar

Los pimentones fueron seleccionados, los tomates se los llevaron y las flores estaban por seguir. Los espacios vacíos de los anaqueles de la tienda comenzaban a superar los llenos.

Los pimentones fueron seleccionados, los tomates se los llevaron y las flores estaban por seguir. Los espacios vacíos de los anaqueles de la tienda comenzaban a superar los llenos.

Los jardineros sienten la necesidad de conseguir semillas y toman paquetes de los estantes a un ritmo acelerado. Aquellos que todavía buscan ciertas variedades de vegetales o que no pueden ir a las tiendas por el distanciamiento social y cierres de minoristas, saturan los sitios web y crean una enorme demora en pedidos.

Sembrar semillas, y almacenar tierra y contenedores son un rito primaveral. Esa actividad no parará por la pandemia del coronavirus. Pero muchas variedades de semillas se acaban en sitios web, así que encontrarlas podría requerir algo de trabajo detectivesco.

Las compañías de semillas ven niveles sin precedentes de interés de clientes, dijo Kelly Funk, presidenta de la matriz J&P Park Acquisitions de Park Seeds.

El tiempo regular de envío de Park Seeds es de dos a tres días hábiles, pero ahora ya aumentó a dos semanas.

El presidente de Burpee Seeds, George Ball, dijo que las compras de este año son tan diferentes que es irreconocible en términos de sólo la pura demanda.

Diría que nos hemos inundado, pero no ahogado, dijo.

Johnny™s Selected Seeds dejó de recibir órdenes de jardineros de casa hace unas semanas y sólo acepta aquellas de granjas comerciales hasta el 28 de abril.

Tuvimos que priorizar para asegurarnos que ellos tuvieran sus órdenes completas, dijo la codirectora general Gretchen Kruysman.

Las órdenes para jardines de casa vaciaron nuestras existencias de paquetes de semillas, señaló. Más semillas están disponibles de inmediato, pero toma tiempo hacer los paquetes nuevos. El distanciamiento social obligó a la compañía a reducir su productividad en aproximadamente un tercio.

Usualmente, la jardinera de casa Abby Obenchain no correría a comprar semillas. No planta su jardín de vegetales en Sault Ste. Marie, Ontario, hasta principios de junio.

Cuando la pandemia golpeó, casi inmediatamente descubrí que comprar semillas se volvería problemático, dijo.