Polacos divididos por propuestas anti aborto en parlamento

El parlamento polaco planea debatir el miércoles propuestas de ley que impondrían una suspensión casi total del aborto, penalizarían la educación sexual en las escuelas y equipararían la homosex...

El parlamento polaco planea debatir el miércoles propuestas de ley que impondrían una suspensión casi total del aborto, penalizarían la educación sexual en las escuelas y equipararían la homosexualidad con la pedofilia, regresando a propuestas respaldadas por un grupo católico que fueron abandonadas previamente debido al rechazo público.

Críticos en el país y organizaciones internacionales de derechos humanos dicen que el gobierno conservador de Polonia actúa de mala fe al llevar las controversiales propuestas al parlamento durante la pandemia de coronavirus. Protestas masivas frustraron las medidas previamente, pero serían ilegales ahora bajo las disposiciones de encierro que limitan los grupos a cinco personas.

El partido gobernante, Ley y Justicia, argumentó razones de procedimiento para el momento escogido para reintroducir las propuestas. La presidenta del parlamento Elzbieta Witek apuntó que las dos propuestas de ley son iniciativas ciudadanas y señaló que, al examinarlas, la legislatura nacional cumple su mandato democrático.

Sé que son controversiales, dijo Witek. Pero en un estado democrático _ y Polonia lo es _ los proyectos de los ciudadanos deben ser sometidos a los procedimientos del parlamento polaco, porque ésa es la ley.

El vocero de Ley y Justicia Radoslaw Fogiel dijo que no podía predecir cómo votarían los legisladores del partido porque están divididos y no existe disciplina partidista sobre esos asuntos ideológicos. Las votaciones están programadas para el jueves.

Polonia tiene ya algunas de las leyes anti aborto más estrictas en Europa y una sociedad profundamente dividida entre tradicionalistas leales a la poderosa Iglesia Católica y polacos seculares que desean más liberalización.

Los partidos opositores criticaron las dos propuestas y el prominente legislador de izquierda Robert Biedron llamó a los hombres polacos a defender los derechos reproductivos de las mujeres.

No puedo creer que aún tengamos que seguir protestando contra esto, dijo.

Varias mujeres protestaron el martes en Varsovia contra las propuestas, respetando el distanciamiento social al manejar lentamente en sus coches o en bicicletas.

Actualmente, Polonia permite el aborto en casos de violación e incesto, si la vida de la madre está en peligro o si el feto tiene una anormalidad fatal. La ley propuesta eliminaría esa última exención _ incluso si el feto no tiene probabilidades de sobrevivir _ que es la razón más común para abortos en el país de 38 millones de habitantes.