Ganancias de JPMorgan caen un 70%; espera préstamos impagos

JPMorgan Chase reportó el martes que sus ganancias del primer trimestre cayeron casi un 70%, ya que el banco se vio obligado a reservar miles de millones de dólares para cubrir posibles pérdidas vi...

JPMorgan Chase reportó el martes que sus ganancias del primer trimestre cayeron casi un 70%, ya que el banco se vio obligado a reservar miles de millones de dólares para cubrir posibles pérdidas vinculadas a la pandemia de coronavirus, como préstamos impagos.

El banco con sede en Nueva York colocó 8.290 millones de dólares en reserva para cubrir préstamos potencialmente malos, en comparación con los 1.500 millones del año pasado. JPMorgan Chase enfrenta pérdidas por miles de millones de dólares, cerró negocios en todo el país y dejó a muchos estadounidenses sin trabajo, ya que los acreedores que estaban en buena forma hace apenas unas semanas, desde personas con tarjetas de crédito hasta compañías de petróleo y gas, están ahora en riesgo de quedarse sin dinero y verse imposibilitados para pagar los préstamos.

La última vez que JPMorgan tuvo que reservar esa cantidad de dinero para cubrir préstamos potencialmente malos fue en el primer trimestre de 2009, durante lo más profundo de la Gran Recesión.

Chase, el banco más grande del país por activos, es una de las primeras compañías estadounidenses que describe el impacto financiero de la pandemia de coronavirus. Sus ganancias cayeron a 2.870 millones de dólares desde 9.180 millones en el mismo período del año anterior. Wells Fargo, el prestamista hipotecario más grande del país, dijo que sus ganancias cayeron un 95%, ya que aumentó las reservas para cubrir préstamos incobrables en 3.100 millones.

El director general de JPMorgan, Jamie Dimon, dijo que era necesario que el banco reservara fondos significativos "dada la probabilidad de una recesión bastante grave". Las pérdidas crediticias provinieron de dos partes de su negocio: tarjetas de crédito y préstamos mayoristas a empresas.

JPMorgan es uno de los mayores emisores de tarjetas de crédito del país. Millones de estadounidenses que perdieron sus empleos ahora corren el riesgo de incumplimiento en sus cuentas de tarjetas de crédito. El banco agregó que las pérdidas crediticias en su división de préstamos mayoristas provienen de la industria del petróleo y el gas y de las empresas que tratan directamente con los consumidores estadounidenses, como los minoristas.