ONU libera 2,5 mdd para ayudar a Vanuatu tras paso de ciclón

Las Naciones Unidas liberaron el lunes 2,5 millones de dólares de su fondo de emergencia humanitaria para ayudar a miles de personas de la nación de Vanuatu, un archipiélago ubicado en el sur del o...

Las Naciones Unidas liberaron el lunes 2,5 millones de dólares de su fondo de emergencia humanitaria para ayudar a miles de personas de la nación de Vanuatu, un archipiélago ubicado en el sur del océano Pacífico que se vio afectado por el ciclón Harold, y ofreció apoyo a otros países que fueron azotados por la tormenta.

El ciclón tocó tierra firme en la isla más grande de Vanuatu, Espíritu Santo, el 6 de abril para después azotar las Islas Salomón, Fiyi y Tonga. La ONU citó reportes de los medios de comunicación que informaban que la tormenta dejó más de una veintena de muertos, y destruyó casas, edificios y cultivos en los cuatro países.

Stephane Dujarric, portavoz de la ONU, dijo el domingo que el secretario general Antonio Guterres expresó una profunda solidaridad con la gente del Pacífico mientras enfrentan el impacto de este ciclón junto con otros desafíos relacionados con el clima, así como la pandemia del nuevo coronavirus, que añade una nueva dimensión preocupante a las vulnerabilidades existentes.

El secretario general está listo para ayudar en las labores de recuperación, señaló.

En Vanuatu, la oficina humanitaria de la ONU dijo que evaluaciones iniciales indican que hasta 90% de la población en Sanma, la provincia más afectada... perdieron sus casas, y que más de la mitad de todas las escuelas y casi una cuarta parte de los centros de salud resultaron dañados.

Los cultivos quedaron destruidos y muchas comunidades están aisladas de la ayuda debido a inundaciones y la destrucción de los caminos, agregó la oficina.

Miles de personas necesitan urgentemente refugio, agua y comida para sobrevivir, aseveró el jefe humanitario de la ONU, Mark Lowcock, quien anunció la liberación de los 2,5 millones de dólares para Vanuatu el lunes.

Asimismo, elogió al gobierno y a los socorristas por asegurarse de que la gente estuviera a salvo antes de la llegada de la tormenta y por satisfacer las necesidades inmediatamente después.