España planea reanudar trabajos en fábricas, construcciones

España planea que fábricas y sitios de construcción reanuden el lunes el trabajo después de dos semanas de suspensión de toda la actividad económica no esencial. Las escuelas, la mayoría de las...

España planea que fábricas y sitios de construcción reanuden el lunes el trabajo después de dos semanas de suspensión de toda la actividad económica no esencial. Las escuelas, la mayoría de las tiendas y las oficinas permanecerán cerradas, y se motiva a la gente a que trabaje desde casa.

Algunos expertos han advertido que es muy pronto para aminorar la hibernación de la actividad económica de las últimas dos semanas.

Sin embargo, las autoridades españolas consideran que los planes de permitir que los trabajadores no esenciales regresen a sus fábricas y sitios de construcción no causarán un aumento significativo en infecciones de coronavirus.

No tenemos la sensación de que estas medidas tengan que aumentar de una manera importante la transmisión del virus, dijo el viernes la vocera del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España, María José Sierra. Si no, no las tomaríamos.

Quién regresará exactamente al trabajo será definido en una reunión del consejo de ministros en las próximas horas. Sin embargo, las autoridades han dicho que la industria pesada y la construcción, entre otros sectores, regresarán al trabajo. Las tiendas permanecerán cerradas y se aconseja que los empleados de oficina trabajen desde casa.

El gobierno español también se reunirá para establecer un fondo de 20.000 millones de euros (21.900 millones de dólares) para ayudar a las pequeñas empresas y los empleados independientes a lidiar con la crisis económica derivada del brote, y para discutir qué sigue para los 47 millones de españoles que llevan cuatro semanas en cuarentena.

Por ahora, el estado de emergencia se ha extendido hasta el 26 de abril, aunque el presidente Pedro Sánchez dijo que muy probablemente le pida más extensiones al parlamento.

Durante la noche, se registraron 605 muertes más, el menor aumento desde el 24 de marzo.

En España, 15.843 personas han muerto de COVID-19, con 152.446 casos confirmados. Sin embargo, las autoridades reconocen que la verdadera proporción podría ser mucho más elevada.