ONU pide a gobiernos que atajen recesión y condonen deudas

Más de 60 agencias de Naciones Unidas y organizaciones internacionales instaron el jueves a los gobiernos a tomar medidas para abordar la recesión mundial y las crisis financieras provocadas por la ...

Más de 60 agencias de Naciones Unidas y organizaciones internacionales instaron el jueves a los gobiernos a tomar medidas para abordar la recesión mundial y las crisis financieras provocadas por la pandemia del coronavirus, especialmente en los países más pobres del mundo.

Miles de millones de personas viven en países al borde del colapso económico debido a la combinación explosiva de los problemas financieros impulsados por la pandemia del COVID-19, pesadas obligaciones de deuda y un descenso de la ayuda oficial al desarrollo, dijo el Grupo de Trabajo Interinstitucional sobre Financiación para el Desarrollo, encabezado por la ONU.

En respuesta a la crisis, en el último mes, los mercados financieros de todo el mundo han sufrido fuertes pérdidas y una intensa volatilidad, agregó, y los inversionistas sacaron alrededor de 90.000 millones de dólares de mercados emergentes en la mayor retirada de efectivo de la historia.

En un reporte de 207 páginas, el grupo de trabajo dijo que antes del COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, se esperaba que uno de cada cinco países _ con miles de millones de habitantes viviendo en la pobreza _ viesen como sus ingresos iban a estancarse o disminuir en 2020, y ahora es probable que la pandemia afecte a miles de millones de más.

Las perturbaciones económicas y financieras asociadas al COVID-19, como la interrupción en la producción industrial, la caída de los precios de los productos básicos, la volatilidad de los mercados financieros y la creciente inseguridad, están descarrilando el ya tibio crecimiento económico y agravando los mayores riesgos de otros factores, agregó el informe. Estos incluyen el retroceso del multilateralismo, el descontento y la desconfianza hacia la globalización, un mayor riesgo de sobreendeudamiento y las crisis climáticas más frecuentes y severas.

Para evitar la crisis de duda, los miembros del grupo de trabajo pidieron la suspensión inmediata de los pagos de deuda de los países menos desarrollados y de bajos ingresos que lo soliciten.

El grupo, que incluye al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial, pidió también medidas urgentes para reestablecer la estabilidad financiera. Pidió asegurar la suficiencia de liquidez, fortalecer la red de seguridad financiera global, promover el comercio, aumentar el acceso a la financiación internacional y ampliar el gasto en salud pública.