Bolivia excarcela presos para evitar COVID-19 en cárceles

El gobierno de Bolivia anunció el jueves la excarcelación de los presos de mayor edad para evitar la propagación del nuevo coronavirus en las cárceles, mientras Chile aumentó los controles para p...

El gobierno de Bolivia anunció el jueves la excarcelación de los presos de mayor edad para evitar la propagación del nuevo coronavirus en las cárceles, mientras Chile aumentó los controles para prevenir el traslado de turistas durante la Semana Santa.

El ministro de la Presidencia boliviana, Yerko Núñez, dijo que el beneficio se aplicará a los reos mayores de 58 años, en el caso de los hombres, y de 56 para las mujeres que son madres.

Según estudios del Defensor del Pueblo, las cárceles bolivianas tienen una superpoblación de 290%, es decir que hay casi tres reos en un espacio para uno. En 61 cárceles conviven 18.000 presos de los cuales un 83% no tiene sentencia.

Núñez dijo que un estudio determinará la cantidad de beneficiados con el indulto por decreto de la presidenta interina Jeanine íñez, que deberá ser refrendado por la Asamblea Nacional. Los únicos que no podrán acogerse serán los acusados de violación de menores y los feminicidas.

Desde que se declaró la cuarentena obligatoria en Bolivia el 14 de marzo, los propios presos pidieron la prohibición de las visitas para evitar contagios en las atestadas cárceles.

El país alcanzó un pico de contagios la víspera con 54 nuevos casos y tres fallecidos en un día, lo que elevó a 18 el número de decesos y a 246 los contagiados. Las autoridades sanitarias prevén que el pico más alto de contagio podría alcanzarse en unos 12 días y estudian una prórroga de la cuarentena que finaliza el 14 de abril.

En Chile, con 5.915 infectados y 57 fallecidos, las autoridades intensificaron los controles para evitar el traslado interno de turistas durante la Semana Santa.

El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, señaló que vamos a fiscalizar con mayor intensidad la prohibición de desplazamientos.

La mayoría de los viajes hacia zonas de veraneo parten de los barrios acomodados de la capital chilena, en cuarentena debido al alto número de contagiados. El gobernador de Santiago, Felipe Guevara, dijo que hay al menos tres denuncias de personas que abandonaron la ciudad en helicóptero o en aeronaves.

Víctor Manoli, gobernador de la región sureña de La Araucanía -una de las más afectadas por el coronavirus- indicó que hay antecedentes de que estaba llegando gente por vía aérea y a través de caminos alternativos.

Quienes infrinjan las barreras se exponen a sanciones económicas.

Por su parte, el canciller mexicano Marcelo Ebrard detalló que el país compró a China 11,5 millones de mascarillas y otros equipos médicos por 56,5 millones de dólares. Agregó que el viernes arribará a la capital el segundo de los 20 vuelos programados para traer el material adquirido.

"Vamos a recibir mascarillas y otros equipos que nos pidieron para cubrir a los médicos o enfermeras que están en contacto directo con ésta y otras enfermedades ", dijo Ebrard.

México ya recibió un primer cargamento con 725.000 guantes y 825.000 respiradores.

El Secretario de Salud, Jorge Alcocer, pidió a los hospitales hacer un uso disciplinado de los materiales.

Hay un puente aéreo con China con una frecuencia de dos a cuatro vuelos por semana dependiendo de cómo vayan liberando equipos. Los ventiladores tienen baterías de litio y es un producto de riesgo por lo cual necesitas muchas autorizaciones porque debes hacer escala y además sobrevuelas el espacio aéreo de otros países, añadió Ebrard y agradeció a China la ayuda en momentos de escasez en otros países.

El canciller dijo que 108 mexicanos murieron de COVID-19 en Estados Unidos y que, de esa cifra, los restos de 14 regresarán al país a petición de sus familiares.

Hasta ahora México ha registrado 3.007 contagios y 174 fallecimientos.

En tanto, el Consejero para la Estabilización colombiano, Emilio Archila, dijo a The Associated Press que desde que se inició la cuarentena obligatoria -que finalizaría el 27 de abril- los más de 13.000 excombatientes de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han recibido asistencia sanitaria y alimenticia y que no se han registrado casos de coronavirus en los campamentos donde están alojados.

Hemos acordado con las Naciones Unidas en Colombia y con los países que nos apoyan que no los estén visitando permanentemente, que se mantengan aislados y hay una línea telefónica las 24 horas por si existe una emergencia, agregó Archila.

El Ministerio de Salud en Colombia informó que en el país hay 1.999 infectados y 55 fallecidos.

La víspera llegó al país un vuelo humanitario procedente de los Emiratos írabes Unidos con 56 colombianos que tendrán que cumplir en sus hogares una cuarentena obligatoria de 14 días.

En el mismo vuelo llegaron alrededor de 15.000 overoles, 15.000 vestidos médicos, 500.000 guantes, 30.000 cubiertas de zapatos, 20.000 máscaras y elementos de protección y 10.000 kits rápidos de detención del COVID-19.

La cancillería colombiana gestiona nivel diplomático con diferentes países la repatriación de más de 3.000 colombianos que se encontraban en el exterior cuando se cerraron las fronteras.

En Ecuador, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo que la cifra de casos positivos se elevó a 4.965 y 242 fallecidos. La provincia de Guayas sigue siendo el epicentro de la pandemia en el país con 3.384 casos.

El presidente guatemalteco Alejandro Giammattei anunció en una radio local que aumentaron a 92 los contagiados, de los cuales tres fallecieron. Al menos tres hospitales, dos privados y un público, han sido un foco de contagio causado por pacientes que fueron atendidos por médicos que resultaron infectados.

En Latinoamérica y el Caribe hay más de 40.100 contagiados y han muerto más de 1.600 personas por el coronavirus.

La pandemia ha infectado a más de 1,5 millón de personas y causado la muerte a más de 89.900 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.