Disminuyen los casos del uso de la fuerza física por parte de los agentes de la Patrulla Fronteriza

  • El número de ataques contra las autoridades aumentó.
  • Los números se dan a conocer en medio de un intenso escrutinio que dicen que los agentes desenfundan sus pistolas y otras armas con demasiada premura.
  • Algunos grupos de defensa dijeron que los datos representan un avance hacia una mayor transparencia.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza y los inspectores aduanales de Estados Unidos utilizaron con mucho menos frecuencia la fuerza física en el último año en comparación con años previos, incluso cuando el número de ataques contra las autoridades aumentó, de acuerdo con cifras divulgadas el martes.

Se reportaron 768 incidentes en donde las autoridades utilizaron la fuerza durante el año fiscal que concluyó el 30 de septiembre Los números se dan a conocer en medio de un intenso escrutinio de los críticos que dicen que los agentes de la Patrulla Fronteriza y los inspectores que trabajan en los puertos de entrada desenfundan sus pistolas y otras armas con demasiada premura. Algunos grupos de defensa dijeron que los datos representan un avance hacia una mayor transparencia, pero también llamaron a tomar medidas adicionales.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza reportó 768 incidentes en donde las autoridades utilizaron la fuerza durante el año fiscal que concluyó el 30 de septiembre, 26% menos de los 1,037 percances del año previo y 37% por debajo de los 1,215 incidentes en 2013.

Las autoridades fueron agredidas en 390 ocasiones durante el último año fiscal, un aumento del 5% respecto a los 373 ataques del año previo, pero 17% menos en relación a las 468 agresiones en 2013, dijo la agencia.

El comisionado R. Gil Kerlikowske atribuyó el descenso a la modernización del entrenamiento, a nuevos protocolos internos para revisar los casos y a una mayor transparencia, que incluye la divulgación de una narración básica de un incidente violento inmediatamente después de que sucede.

"Estoy alentado por el progreso y dedicación que los oficiales de la Oficina de Aduana y Protección Fronteriza y los agentes han mostrado este año. Sin embargo, siempre hay algo más que se puede hacer, y seguimos comprometidos con el fortalecimiento de nuestra agencia", declaró Kerlikowske.

Demasiada rapidez

La mayor parte del declive en el uso de la fuerza el año pasado estuvo en una categoría que la agencia llama armas "menos letales", tales como pistolas con balas de pimienta, pistolas aturdidoras y macanas. Esos incidentes cayeron a 740 durante el último año fiscal, en relación a los 1,008 que se presentaron el año previo y 1,167 en 2013. Las autoridades utilizaron armas de fuego 28 veces durante el año pasado, debajo de las 29 ocasiones del año anterior y las 48 veces de 2013.

Los críticos dicen que los agentes a menudo recurren a la fuerza con demasiada rapidez Los críticos dicen que los agentes a menudo recurren a la fuerza con demasiada rapidez —lo que incluye cuando responden a la gente que lanza rocas o cuando intentan detener vehículos en movimiento— y han presionado por más velocidad y transparencia en las investigaciones de incidentes violentos. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza revisó sus directrices de uso de la fuerza en mayo de 2014, luego de una evaluación muy crítica de un grupo de expertos de la policía.

Algunos grupos de defensa dijeron que la definición de la agencia de fuerza era demasiado estrecha, haciendo incompletos los números.

"Sin estadísticas más precisas, la investigación apropiada de numerosos casos pasados relacionados al uso de la fuerza letal y abusiva, y la adición de la supervisión civil, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza no logrará generar confianza en las comunidades fronterizas acerca de sus reformas", declaró Chris Rickerd, asesor de políticas de la Oficina Legislativa de Washington de la Unión Americana de Libertades Civiles.

Shawn Moran, portavoz del sindicato que representa a los agentes de la Patrulla Fronteriza, externó que desconoce por qué los números descendieron, pero dijo que podría ser porque los agentes se están cuestionando dos veces a sí mismos, aun cuando el uso de la fuerza esté justificado.

"Creemos que esto es más político y una solución a un problema que no existe", comentó Moran, del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza. "No creemos que (la fuerza) fuera utilizada agresivamente. Pensamos que fue empleada con renuencia".