Drag queens en cuarentena tendrán programa de TV en Israel

Cuando Israel impuso un encierro de emergencia nacional debido al coronavirus, cerrando teatros, clubes y bares, los drag queens del país se encontraron encerrados en casa, con sus alas extravagantes...

Cuando Israel impuso un encierro de emergencia nacional debido al coronavirus, cerrando teatros, clubes y bares, los drag queens del país se encontraron encerrados en casa, con sus alas extravagantes y vestidos brillantes en el clóset.

Dos de ellos decidieron sacarle el mayor provecho a la situación y montaron un show de variedades en sus propias salas. Lo transmitieron por Facebook y recientemente fueron contratados por una cadena de televisión.

Dijimos OK, vamos a tratar de hacer limonada con este limón, agreguémosle algo de vodka y hagamos algo con él", dijo Tal Kallai, un actor de 35 años que usa el nombre artístico de Talula Bonet.

Él y su colega Yuval Edelman, de 45 años, conocido como Ziona Patriot, ahora tienen su propio programa, Quarantined (En cuarentena), en el canal israelí 24 dedicado a la música.

En el show, cantan y bailan y hacen chistes sentados frente a una mesa con botellas de desinfectante. En un episodio, Kallai muestra cómo ponerle lápiz labial a su máscara protectora.

Te hacemos reír, y te hacemos bailar, y te hacemos mover, dijo Edelman.

Israel ha reportado más de 9.400 casos del nuevo coronavirus y al menos 70 muertes. El país entró en un encierro nacional a mediados de marzo, con todos los negocios no esenciales cerrados. Los israelíes ahora tienen prohibido alejarse más de 100 metros de sus casas, excepto para comprar comida y medicinas.

La mayoría de los pacientes del coronavirus sufren síntomas leves o moderados como fiebre y tos, que desaparecen en dos o tres semanas. Pero algunos, especialmente ancianos y personas con problemas médicos previos, pueden sufrir complicaciones más graves como neumonía, o incluso la muerte.

Las autoridades israelíes han dicho que podrían reducir las restricciones más adelante este mes, después de la Pascua Judía, pero podrían pasar semanas o meses antes de que los establecimientos reabran.

Edelman se mantiene optimista.

Va a ser malo, quizás aún peor, pero con el tiempo mejorará, dijo. El futuro es brillante.