GBretaña trata de responder al virus; Johnson hospitalizado

El gobierno británico intentaba el miércoles mantener bajo control la respuesta del país a la pandemia de coronavirus mientras el primer ministro Boris Johnson iniciaba su tercer día en la unidad ...

El gobierno británico intentaba el miércoles mantener bajo control la respuesta del país a la pandemia de coronavirus mientras el primer ministro Boris Johnson iniciaba su tercer día en la unidad de cuidados intensivos de un hospital londinense donde se lo trata por COVID-19.

El secretario del Exterior, Dominic Raab, presidió una reunión del comité gubernamental que se ocupa de la crisis al tiempo que la cifra de muertes provocadas por el virus en el Reino Unido se aproximaba a los niveles de Italia y España, los países europeos más afectados.

La cifra confirmada de muertes llegó a 6.159 el martes, 786 más que el día anterior. Fue el salto mayor en un solo día, aunque las muertes reportadas el martes fueron las de varios días. Además, hay casi 56.000 contagiados.

El virus ha afectado a gente de todos los sectores. Johnson, de 55 años, es que se sepa el primer jefe de gobierno diagnosticado con COVID-19. El primer ministro ingresó al hospital St. Thomas el domingo por la noche con una fiebre y tos persistentes 10 días después de dar positivo para el virus.

Pasó a la unidad de cuidados intensivos el lunes por la noche al agravarse su estado. El ministro de Salud, Edward Argar, dijo el miércoles que Johnson recibe oxígeno, pero aún no requiere un respirador, lo cual indica que el estado del gobernante no se ha agravado aún más.

La enfermedad ha provocado una ola de solidaridad con el primer ministro, incluso de parte de la oposición, pero también de críticas a la respuesta del gobierno al brote.

Gran Bretaña demoró más que otros países europeos en cerrar escuelas y negocios y limitar los desplazamientos de la gente, y el gobierno no ha podido cumplir su meta de aumentar drásticamente el número de personas a las que aplica la prueba del virus.

En Gran Bretaña no existe el puesto de viceprimer ministro o primer ministro interino, pero Johnson ha pedido a Raab que se ocupe de muchas de sus funciones en la lucha contra la pandemia.

Pero Raab goza de autoridad limitada. No puede despedir a miembros del gabinete ni altos funcionarios, y no tendrá la audiencia semanal del primer ministro con la reina Isabel II.