Argentina posterga otro pago de bonos

Argentina postergó el pago de bonos en dólares hasta 2021 con el argumento de que debe priorizar la emergencia sanitaria y económica por la pandemia del nuevo coronavirus.

Argentina postergó el pago de bonos en dólares hasta 2021 con el argumento de que debe priorizar la emergencia sanitaria y económica por la pandemia del nuevo coronavirus.

A través de un decreto publicado el lunes, el gobierno de Alberto Fernández dispuso el diferimiento de los pagos de los servicios de intereses y amortizaciones de capital de la deuda pública nacional instrumentada mediante títulos denominados en dólares estadounidenses emitidos bajo ley de la República Argentina hasta el 31 de diciembre de 2020, o hasta la fecha anterior que el ministerio de Economía determine.

El decreto no especifica el monto total diferido, pero medios locales reportaron que asciende a unos 10.000 millones de dólares. El primer pago debía realizarse en mayo.

Argentina se encuentra en pleno proceso de renegociación de su deuda por unos 100.000 millones de dólares de los cuales cerca de la mitad corresponde a un préstamo otorgado por el Fondo Monetario Internacional en 2018.

Si bien Fernández había manifestado voluntad de pago, su gobierno se disponía a negociar una fuerte quita justo cuando se declaró la pandemia del coronavirus en marzo.

En el decreto el gobierno sostuvo que la crisis sanitaria mundial generada por la pandemia del coronavirus COVID-19 ha alterado los plazos previstos oportunamente y que al actual contexto de deterioro de la situación económica y social producto de la emergencia sanitaria se le adiciona la inminencia de próximos vencimientos de los servicios de la deuda pública.

Los factores descriptos, han generado una situación de necesidad y urgencia que justifica el dictado del presente decreto, apuntó el gobierno.

Antes del coronavirus, Argentina encaraba el desafío ya en un contexto de recesión económica, alta inflación y una pobreza que afecta a más de 35% de la población. El país finalizó 2019 con una inflación anual de 53,8% y una caída de su economía de 2,1%.

A eso se ha sumado la paralización de casi toda la actividad industrial -excepto esenciales como alimentos y medicamentos- debido a la cuarentena obligatoria impuesta por el gobierno para evitar la propagación del COVID-19.

Hasta la víspera el país había reportado 1.506 contagiados y 48 muertos por la enfermedad.

En febrero Argentina había postergado para septiembre un pago de títulos en moneda local equivalente a unos 1.700 millones de dólares.

Hasta ahora el gobierno no tomó ninguna decisión con los títulos emitidos en dólares bajo ley extranjera, que en su mayoría están en manos de fondos de inversión.

Argentina tiene un largo historial de incumplimientos, el último en 2001 por 103.000 millones de dólares.