Para combatir COVID-19, ni una mujer en las calles de Perú

En Perú ocurrió lo nunca visto: un viernes sin mujeres.

En Perú ocurrió lo nunca visto: un viernes sin mujeres.

Detrás de su ausencia en las calles no hubo una protesta, sino estrictas medidas para reducir la movilización que el gobierno determinó para evitar la propagación del nuevo coronavirus, que en el país ha dejado al menos 1.595 infectados y 61 muertos.

Las autoridades decretaron la víspera que los hombres saldrán lunes, miércoles y viernes, mientras que las mujeres, martes, jueves y sábados. El domingo todos tienen prohibido salir, lo que constituye otra medida inédita en la región.

En un país percibido como machista, durante la jornada se vio hombres con tapabocas y bolsas con verduras y legumbres recién compradas en los mercados de alimentos, una actividad que por lo general realizan mujeres. Algunos incluso tenían hojas de papel con la lista de alimentos que debían adquirir.

Pese a la prohibición, las fuerzas de seguridad detuvieron al menos a cien mujeres. Varias adujeron ser jefas solitarias de hogar o que iban a cobrar un bono de 108 dólares para pobres.

Poco después, Bolivia informó que se cumplió el primer día del pago de un bono de 400 bolivianos (unos 57 dólares) para personas con discapacidad, adultos mayores y madres en gestación. Durante el día se vieron largas filas en entidades bancarias, ocasionando aglomeración en medio de la cuarentena total que vive el país

Hasta el viernes había 139 contagiados, entre ellos, una bebé de cinco meses que está hospitalizada por un problema en el corazón. Diez personas han fallecido.

Por la tarde, las cancillerías de Bolivia y Chile informaron que coordinaron el ingreso de 300 bolivianos varados en la frontera chilena. El ministro de Defensa, Luís Fernando López reportó que se han levantado carpas para que estas personas cumplan una cuarentena estricta en el lado boliviano.

Por la mañana, el presidente colombiano Iván Duque informó que Corea del Sur enviará a su país miles de pruebas para detectar el nuevo coronavirus, así como respiradores, implementos sanitarios y una comisión médica para ayudar.

Duque indicó que tras hablar por teléfono con su homólogo Moon Jae-In se resolvió que una vez que esté lista la carga, la fuerza aérea colombiana enviará un avión a ese país para recogerla.

En el país hay 1.267 contagiados, 25 fallecidos y 55 recuperados.

Avianca, la compañía aérea más antigua de Latinoamérica, acordó que 17.000 de sus 21.000 empleados se acojan a una licencia no remunerada durante el mes de abril, aunque a aquellos que tienen sueldos bajos, mujeres embarazadas o empleados con enfermedades graves se les pagará el salario completo. Los ejecutivos y directivos de la compañía anunciaron que se rebajarán sus sueldos.

México, con más de 1.500 casos y al menos 50 muertos, ordenó la extinción de fideicomisos y fondos públicos que no se consideren estratégicos, con lo que el gobierno pretende conseguir más de 10.000 millones de dólares para utilizarlos en programas sociales, apoyar a la industria de la construcción y apuntalar a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), ante la caída del precio del crudo, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En tanto, los preparativos en los hospitales de todo el país se han agilizado, así como el llamamiento para contratar más médicos porque, según el gobierno, todavía hacen falta 2.000 especialistas.

Lo que parece no haber cambiado durante la pandemia es la violencia. López Obrador dijo que tenía la esperanza de que las cifras de asesinatos en marzo bajaran pero no sucedió así debido a la confrontación de bandas del crimen que se siguen disputando plazas, enfrentándose entre ellos.

Más tarde, el presidente salvadoreño Nayib Bukele informó en Twitter que murió otra persona contagiada por el nuevo coronavirus, elevando a tres los fallecidos, mientras 43 siguen en tratamiento.

Poco después, las autoridades de Salud de Panamá reportaron 198 nuevos contagiados de coronavirus, elevando a 1.619 el total de casos en el país. Asimismo, informaron de 41 fallecimientos y 13 recuperados.

Por la mañana Argentina registró 1.227 infectados y 38 fallecidos, mientras que 82 pacientes permanecen en unidades de cuidados intensivos.

Entre los últimos fallecidos está Juan Giménez, de 76 años, un reconocido dibujante de historietas quien hace unas semanas había llegado a Argentina procedente de España, donde residía.

Las jurisdicciones donde más casos se detectaron son la provincia de Buenos Aires, la ciudad de Buenos Aires y la provincia patagónica de Tierra del Fuego.

En contraposición con la cuarentena obligatoria y las severas medidas de restricción vehicular que se aplican desde marzo, a primeras horas del día se produjeron aglomeraciones de jubilados -que son personas de riesgo- ante las sucursales bancarias de distintas provincias que pagaban pensiones y planes sociales. En muchos casos no se respetaba la distancia dispuesta como medida para prevenir el contagio.

Ante las críticas que generó la situación, el Banco Central dispuso que los bancos abran durante este fin de semana para el pago de esos haberes a aquellas personas que no cuenten con tarjeta de débito.

En Ecuador el viceministro de Salud, Ernesto Carrasco, dijo que se han registrado 145 fallecidos, 3.368 contagiados y 3.661 casos sospechosos de COVID-19.

La provincia de Guayas sigue siendo el epicentro de la pandemia en el país con 2.388 casos.

Desde Venezuela, las autoridades anunciaron que subió a siete la cifra de fallecidos por coronavirus y que se detectaron siete nuevos casos con lo que se eleva a 153 número de contagiados.

El mandatario Nicolás Maduro indicó, durante una transmisión de la televisora estatal desde el palacio presidencial que ya se recuperaron 52 personas y otras 31 se encuentra en aislamiento domiciliario. Maduro reiteró el ofrecimiento a Colombia de dos equipos para el estudio de muestras.

En Guatemala se informó que un segundo deportado resultó positivo al nuevo coronavirus. El Ministerio de Salud confirmó que se trata de un hombre de 31 años que llegó de Estados Unidos. El hombre fue trasladado a un hospital temporal ubicado en la capital guatemalteca.

En el país hay 49 casos y un fallecido.

La tercera semana de marzo, la cancillería guatemalteca suspendió los vuelos de deportados desde Estados Unidos debido a que varios migrantes presentaron fiebres altas al llegar. Días después de renovar los vuelos, el Ministerio de Salud informó del caso de un migrante que dio positivo al virus.

Unos 3.000 guatemaltecos habían sido deportados en lo que va del año.

En toda Latinoamérica hay más de 24.600 contagiados y han muerto más de 746 personas por el coronavirus.

La pandemia ha infectado a más de un millón de personas y causado la muerte a más de 58.700 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.