3M responde a crítica de Trump sobre mascarillas N95

La empresa 3M respondió el viernes a las críticas del presidente Donald Trump por su producción de mascarillas que los empleados de salud estadounidenses necesitan con urgencia.

La empresa 3M respondió el viernes a las críticas del presidente Donald Trump por su producción de mascarillas que los empleados de salud estadounidenses necesitan con urgencia.

3M dijo que el gobierno le pidió que dejara de exportar mascarillas de uso médico a Canadá y Latinoamérica, algo que la compañía dijo que conlleva importantes implicaciones humanitarias y resultará contraproducente al provocar que más países tomen represalias contra Estados Unidos.

Las mascarillas N95, también llamadas máscaras de protección respiratoria, ofrecen mayor protección contra el nuevo coronavirus que las mascarillas quirúrgicas ordinarias. Los gobernadores y empleados hospitalarios en el país han advertido de una grave escasez de mascarillas y otro equipo protector para los trabajadores de salud que atienden a personas con COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

La inusual discusión, aunque no sin precedentes, entre el presidente y un fabricante estadounidense líder comenzó luego de que Trump ordenara que a los titulares del Departamento de Seguridad Nacional y de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias que utilizaran su autoridad bajo la Ley de Producción de Defensa de 1950 para conseguir el número adecuado de mascarillas N95 de 3M y muchos de sus afiliados.

Tras la orden, el presidente continuó con un punzante tuit contra el fabricante asentado en Minnesota.

Hoy golpeamos duro a 3M después de ver lo que estaban haciendo con sus mascarillas. ˜Ley P™ hasta el final. Gran sorpresa para muchos en el gobierno en cuanto a lo que hacían _ ¡Tendrán un elevado precio que pagar!, tuiteó Trump la noche del jueves.

La compañía respondió el viernes diciendo que había producido todas las mascarillas posibles para el mercado de Estados Unidos en las últimas semanas y meses. La compañía agregó que trabajaba con el gobierno de Trump desde el fin de semana pasado y había traído a Estados Unidos las mascarillas que produce en el extranjero, entre ellas 10 millones de mascarillas N95 3M hechas en China.

___

Robert Gillies en Toronto contribuyó a este despacho.