Pakistán: Mezquitas abiertas pese a incremento de muertos

Las mezquitas seguían abiertas en Pakistán el viernes, el día más importante de la semana para los musulmanes, pese a la propagación de la pandemia del coronavirus que ha paralizado gran parte de...

Las mezquitas seguían abiertas en Pakistán el viernes, el día más importante de la semana para los musulmanes, pese a la propagación de la pandemia del coronavirus que ha paralizado gran parte del país.

El primer ministro, Imran Khan, confía en la limitación del tamaño de las multitudes que acuden a orar las mezquitas y en la recomendación de quedarse en casa de grupos religiosos como el Consejo de Ideología Islámica del país.

Sin embargo, algunas provincias decretaron sus propias cuarentenas para evitar las multitudes en el rezo del viernes. En la provincial de Sindh, en el sur del país, se decretó el aislamiento total desde mediodía hasta las 15:00 horas, la hora a la que los fieles se reúnen para orar. Cualquiera que sea descubierto en la calle será detenido, dijo el gobierno de la región en un comunicado.

En Punjab, una provincia del este del país donde vive el 60% de los 200 millones de habitantes del país, se instalaron controles en las grandes ciudades para evitar las concentraciones.

Sin embargo, las mezquitas seguían abiertas pese a su cierre en gran parte de Oriente Medio y en otras zonas. En la región hay más de 85.000 casos confirmados de COVID-19, la enfermedad provocada por el virus, y más de 3.700 muertos, la mayoría de ellos en Irán.

Pakistán, con 2.450 contagios confirmados y 35 fallecidos, recibió duras críticas por actuar demasiado lento para impedir las concentraciones multitudinarias, incluyendo un acto celebrado en marzo con decenas de miles de musulmanes llegados de varios países islámicos. El encuentro de misioneros de Tableeghi Jamaat está considerado el foco de otros brotes en todo el mundo.

A pesar de esto, algunos líderes religiosos del país seguían instando a los fieles a desafiar las restricciones y acudir a la mezquita.

En la mayoría de los pacientes, el COVID-19 la enfermedad causada por el coronavirus, provoca síntomas leves o moderados, como fiebre y tos. Pero en otros, especialmente en mayores y personas con patologías previas, puede derivar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte.