EEUU: Suben revisiones de antecedentes para compra de armas

Las revisiones de antecedentes que son requeridas para comprar armas de fuego en Estados Unidos alcanzaron números récord el mes pasado, impulsadas por estadounidenses temerosos por su seguridad dur...

Las revisiones de antecedentes que son requeridas para comprar armas de fuego en Estados Unidos alcanzaron números récord el mes pasado, impulsadas por estadounidenses temerosos por su seguridad durante la crisis del coronavirus.

Según las cifras del FBI, hubo 3,7 millones de revisiones de antecedentes en marzo _ la mayor cantidad en un mes desde que el sistema comenzó en 1998, y por arriba del récord previo de 3,3 millones de revisiones en diciembre de 2015.

Las revisiones de antecedentes son el indicador clave de las ventas de armas de fuego, pero las cifras mensuales del FBI también incluyen revisiones para permisos de posesión de armas de fuego requeridos en algunos estados. Cada revisión también podría ser para la venta de más de un arma.

Ese aumento ha intensificado las tensiones entre los defensores de la Segunda Enmienda constitucional y quienes apoyan el control de posesión de armas. Los grupos a favor de la tenencia de armas dicen que las largas filas en las tiendas afirman la extendida creencia del derecho a estar armado. Los opositores alegan que agregar armas de fuego a hogares estresados llenos de personas durante las órdenes de cuarentena podría aumentar los niveles de violencia doméstica y suicidios.

Esto es una evidencia abrumadora de que los estadounidenses valoran su capacidad de hacerse responsables de su propia seguridad en tiempos de incertidumbre, dijo Mark Olivia, vocero de la Fundación Nacional de Deportes de Tiro, que representa a fabricantes de armas. Estas cifras son simplemente impactantes.

La fundación señaló que las tiendas de armas reportaron que una mayoría abrumadora de compradores en el último mes han sido personas que antes no poseían armas de fuego. Eso preocupa a los defensores del control de armas, que temen que dichos compradores no puedan recibir el entrenamiento para operar y guardar con seguridad sus nuevas armas.

Tenemos que prepararnos para el mayor riesgo de que haya más armas de fuego en manos no entrenadas, dijo David Chipman, agente retirado del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos, ahora asesor en el grupo de control de armas de fuego Giffords.

___

Pane reportó desde Boise, Idaho.