España endurece confinamiento ante aumento de contagios

España implementó normas más severas de confinamiento el lunes para sus 47 millones de habitantes luego de rebasar a China como el país con el tercer mayor número de contagios del nuevo coronavir...

España implementó normas más severas de confinamiento el lunes para sus 47 millones de habitantes luego de rebasar a China como el país con el tercer mayor número de contagios del nuevo coronavirus en todo el mundo, sólo detrás de Estados Unidos e Italia.

Pero las nuevas medidas, que confundieron a muchos, fueron criticadas por líderes empresariales que consideran que el gobierno español está causando un daño irreparable a la economía y por partidos de la oposición que lo acusan de improvisar en su respuesta a la pandemia.

De antemano superados por la demanda de servicio en al menos una tercera parte del país, los hospitales ahora lidian con el contagio de un gran número de trabajadores del sector salud que requieren cuarentena, al tiempo que la distribución de equipo protector sufre retrasos.

La decisión del gobierno español de imponer un cese de toda actividad económica no esencial por dos semanas a partir del lunes se tomó pese a que las autoridades afirmaron que las dos semanas previas de confinamiento empezaron a generar resultados con una desaceleración de la propagación del COVID-19.

Antonio Garamendi, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) _la organización empresarial más grande del país_, advirtió que medidas más duras crearían un mayor problema económico que a su vez llevarían a un problema social por medio de las potenciales pérdidas de empleo y de ingresos.

Miles de personas comenzaron a pedir el subsidio por desempleo desde que las medidas de confinamiento iniciaron a mediados de marzo, y un paquete de ayuda económica de 200.000 euros, mucho mayor que los fondos públicos, ha sido lanzado para ayudar a los trabajadores y las empresas a amortiguar la caída de la producción.

Sólo los trabajadores de hospitales, cadenas de supermercados y otras industrias esenciales tienen autorizado laborar hasta finales de Pascua, a mediados de abril. En un llamado a la población española a hibernar, como lo describió un integrante del gabinete del gobierno de coalición de izquierda de España, se pidió al resto de los habitantes a recortar sus actividades a un nivel de fin de semana.

Pero las nuevas medidas sorprendieron y confundieron a gran parte de la población, que despertó el lunes sin saber si sus empleos formaban o no parte de las excepciones del nuevo decreto gubernamental de emergencia que no fue publicado por completo hasta la medianoche del domingo.

Con una población 30 veces menor que los 1.400 millones de habitantes de China, la cifra oficial de contagios en España es superior a la del país asiático por primera vez: más de 85.000, un incremento de 8% en comparación con un día anterior pero menos que los aumentos anteriores que se habían disparado hasta un 20%. El Ministerio de Salud también ha reportado 812 nuevo fallecimientos por el virus, lo que elevó su cifra total de muertes confirmadas a 7.340.

En la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus provoca síntomas de leves a moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte. Sin embargo, la mayoría de la gente se recupera.

Más de 155.000 personas se han recuperado hasta ahora, de acuerdo con un conteo de la Universidad Johns Hopkins.