Universidades en EEUU cancelan eventos por coronavirus

Fue durante el primer acto del ensayo final de vestuario para la obra escolar La Rondine de Puccini en el Conservatorio Peabody cuando el rector envió un correo electrónico cancelando todas las reun...

Fue durante el primer acto del ensayo final de vestuario para la obra escolar La Rondine de Puccini en el Conservatorio Peabody cuando el rector envió un correo electrónico cancelando todas las reuniones no esenciales debido a la pandemia de coronavirus.

Rápidamente, miembros del reparto enviaron mensajes a sus amigos, quienes llegaron a toda prisa al auditorio para ver el resto de la única presentación que se haría de esta obra.

Después de todo, el espectáculo debe continuar. Y la graduación y decenas de ceremonias, producciones y demás tradiciones que los estudiantes universitarios se apresuraron a rescatar, como un último y duradero recuerdo antes de que ser expulsados del campus para refugiarse en su hogar y escapar del virus.

"He seguido las noticias y no parece que la graduación vaya a suceder pronto, dijo Nick Grace, estudiante de último año de Endicott College. Si no tenemos nuestras celebraciones, sentiremos que robaron nuestras ceremonias de fin de año. Aunque se haga la graduación, faltarán todos los demás momentos.

En Peabody, Hannah Alexandra Noyes se echó a llorar interpretando el papel de Lisette, la criada, no porque su historia de amor estuviera condenada, sino porque es su último año en la escuela de música de la Universidad Johns Hopkins. En el comedor del conservatorio, la orquesta arregló apresuradamente las sillas para interpretar la Quinta Sinfonía de Tchaikovsky que originalmente estaba planeada para la sala de conciertos Shriver Hall y sus 1.000 asientos.

Cientos llenaron la cafetería para escuchar a la orquesta. Uno de los videos compartidos en internet tuvo más de medio millón de visitas.

El solo hecho de que muchas personas se presenten, se reúnan y se olviden del estrés de esta pandemia por un tiempo, de eso se trata, dijo Atieh.

Más de 121.000 estadounidenses han sido diagnosticados con COVID-19 y ha habido al menos 2.000 muertes, según datos de la Universidad John Hopkins. Mientras millones de personas en todo el mundo se refugiaron para frenar la pandemia, la mayoría de las universidades en Estados Unidos cancelaron este mes eventos deportivos y presentaciones artísticas y enviaron a los estudiantes a sus hogares para terminar el semestre con cursos por internet.

Para los que estaban a punto de graduarse, fue un final abrupto.

___

Golen informó desde Boston.