Johnson da positivo a virus, surgen nuevos focos en EEUU

El primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, se convirtió en el primer líder de una de las principales economías en dar positivo al coronavirus. Además, en Estados Unidos aparecieron preocu...

El primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, se convirtió en el primer líder de una de las principales economías en dar positivo al coronavirus. Además, en Estados Unidos aparecieron preocupantes nuevos brotes de la enfermedad, Italia y España registraron un repunte de muertes y el mundo avanzaba con cautela ante la pandemia que ha infectado ya a más de medio millón de personas.

Mientras la población trata de buscar una cura, medios iraníes reportaron que cerca de 300 personas fallecieron y más de 1.000 enfermaron al ingerir metanol como supuesta protección contra el COVID-19, la enfermedad provocada por el virus.

Más de 595.000 personas han contraído el virus en todo el mundo y alrededor de 27.000 han muerto. Aunque Estados Unidos es el país con más contagios, cinco superan ya las 1.700 víctimas mortales: Italia, España, China, Irán y Francia.

Johnson anunció que dio positivo al virus pero dijo que seguirá trabajando desde su cuarentena. Otra víctima de la pandemia fue la conferencia para revisar el cumplimiento del Tratado de No Proliferación Nuclear, que debía comenzar el 27 de abril en la sede de Naciones Unidas en Nueva York pero se demoró indefinidamente.

En Francia, donde los fallecidos siguen subiendo, los trabajadores de la salud recibieron una gran muestra de gratitud: la famosa Torre Eiffel se iluminó el viernes en la noche con las palabras Merci (gracias, en francés) y Stay at home (Quédense en casa, en inglés).

En un posible indicio de esperanza, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos aprobó una nueva prueba rápida de Abbott Laboratories que, según la empresa, puede detectar el coronavirus en unos 5 minutos.

Aunque Nueva York sigue siendo la ciudad más afectada de Estados Unidos, los estadounidenses se preparaban para el empeoramiento de la situación en otras partes, con un preocupante incremento de los contagios en Nueva Orleans, Chicago y Detroit.

En Nueva York, con más de 44.000 casos en todo el estado, el número de hospitalizados por COVID-19 sobrepasó las 6,000 personas el viernes, el doble que tres días antes.

El presidente del país, Donald Trump, invocó el viernes la Ley de Producción de Defensa para ordenar a General Motors que comience a fabricar respiradores. El dirigente había rechazado antes los pedidos del gobernadora de Nueva York, Andrew Cuomo, que demandó decenas de miles de máquinas más y la implementación de la norma, que data de la época de la Guerra de la Corea.

Además, Trump firmó un paquete de estímulos de 2,2 billones de dólares luego de su aprobación en la Cámara de Representantes. Legisladores de los dos partidos respaldaron una ley que enviará cheques a millones de estadounidenses, ampliará los beneficios por desempleo, ayudará a las empresas y lanzará un salvavidas al sobrepasado sistema de salud.

En Europa, Italia reportó su mayor incremento de fallecidos en un día, con 969 víctimas más para un total de 9.134. El país tiene ahora más de 86.000 contagiados y supera a China en la sombría distinción de ser el segundo país con más casos del mundo, solo por detrás de Estados Unidos.

La situación es una triste página en nuestra historia, dijo el presidente de Italia, Sergio Mattarella.

España, el cuarto en esa lista, confirmó otras 7.800 infecciones y suma más de 64.000, de las cuales alrededor del 15% son en trabajadores sanitarios. El número de muertos con COVID-19 superó los 4.900, el segundo peor dato del mundo luego del de Italia.

En la mayoría de los casos, los pacientes con COVID-19 sufren síntomas leves o moderados, como fiebre y tos, que desaparecen en dos o tres semanas. Pero en otros, especialmente gente mayor o con enfermedades previas, pueden darse cuadros más grave, incluyendo neumonía o la muerte.

Según la Universidad Johns Hopkins, más de 130.000 personas se han recuperado en todo el mundo, casi la mitad en China, donde se descubrió el brote el pasado diciembre.

___

Sedensky informó desde Filadelfia y Rising desde Berlín. Periodistas de The Associated Press de todo el mundo contribuyeron a este despacho.