EEUU: Jueza cuestiona detención de niños migrantes

Una jueza federal dijo el viernes no querer una liberación súbita y en gran escala de niños migrantes en custodia del gobierno de Estados Unidos, sino saber por qué esos menores continúan detenid...

Una jueza federal dijo el viernes no querer una liberación súbita y en gran escala de niños migrantes en custodia del gobierno de Estados Unidos, sino saber por qué esos menores continúan detenidos mientras el coronavirus se propaga.

La jueza de distrito Dolly Gee en Los íngeles dijo que desea estar segura de que los niños inmigrantes detenidos después de cruzar solos a Estados Unidos desde México sean entregados a patrocinadores idóneos en forma ordenada y que no se les ponga en peligro.

Sin embargo, Gee dijo querer que los menores sean retirados de las instalaciones contratadas por el gobierno, donde dice que se les ha mantenido más tiempo de lo debido.

Gee no emitió un fallo definitivo durante la audiencia efectuada mediante teleconferencia, después de que defensores de los inmigrantes le solicitaran ordenar la pronta liberación de los niños debido al coronavirus.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados, perteneciente al Departamento de Salud y Servicios Humanos, dijo que a cuatro menores que tiene en custodia en Nueva York les detectaron coronavirus, así como a ocho elementos del personal, contratistas o tutores temporales en Nueva York, Washington y Texas.

La oficina tiene a su cargo la custodia y cuidado de los niños inmigrantes detenidos tras cruzar la frontera sin padres o una persona mayor. Tiene contratos con albergues en todo el país para acomodar a menores hasta que puedan ser entregados a patrocinadores adecuados, con frecuencia sus parientes en Estados Unidos.

La oficina custodia a unos 3.500 niños.

En la mayoría de la gente, el coronavirus causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos que desaparecen en dos o tres semanas. A otras personas, en especial adultos mayores y quienes tengan enfermedades preexistentes, les puede provocar complicaciones más graves, incluyendo neumonía y la muerte. La mayoría de las personas se recuperan de la infección.