Tokio suspende las visitas a sus afamados cerezos en flor

Las afamados cerezos en flor de Japón están ahora en todo su esplendor, pero las visitas se suspendieron por completo en Tokio debido al coronavirus.

Las afamados cerezos en flor de Japón están ahora en todo su esplendor, pero las visitas se suspendieron por completo en Tokio debido al coronavirus.

La gobernadora de la capital japonesa, Yuriko Koike, reiteradamente pidió a los 13 millones de residentes quedarse en casa este fin de semana, ya que la capital está al borde de una explosión en infecciones del virus. Advirtió que habría cuarentena severa en la ciudad si la propagación del virus no se contiene.

La tarde del viernes, estaba cerrado el acceso al Parque Ueno, un lugar favorito para el hanami, o el avistamiento de flores. Los letreros leían No grupos o Peligro, no entrar.

Los parques vacíos fueron un cambio drástico comparado con el pasado fin de semana, cuando las personas llegaron en multitudes después de que el gobierno anunciara que acabarían los cierres nacionales de las escuelas, lo que provocó que muchas personas creyeran que el brote estaba controlado cuando en realidad empeoraba en la capital.

Koike repitió su petición el viernes de quedarse en casa, y pidió a los tokiotas posponer su visita a los cerezos hasta el siguiente año. Los cerezos sin duda florearán el próximo año. Nuestra prioridad actual es superar este momento complicado, dijo.

Los parques de diversiones, zoológicos y acuarios, así como cafeterías y tiendas departamentales estarán cerrados durante el fin de semana. Las autoridades estaban particularmente preocupadas de que jóvenes asintomáticos propagaran el virus.

Daichi Harada tomaba aire fresco con su perro en el parque después de ser enviado a casa durante un periodo extendido.

Tokio nos pidió parar con el avistamiento de flores de cerezo, dijo al irse. Es nuestro deber quedarnos en casa.