Ocho países piden ayuda a ONU para que les retiren sanciones

para los países que enfrentan sanciones.

para los países que enfrentan sanciones.

Los ocho países dijeron que sus planes para combatir el COVID-19 se ven obstruidos por las consecuencias destructivas de las sanciones a nivel nacional, además de sus implicaciones extraterritoriales, junto con los fenómenos del excesivo cumplimiento y el temor a ˜sanciones secundarias™, que impiden a los gobiernos acceder regularmente al sistema financiero internacional o comerciar libremente para adquirir equipo y materiales médicos, incluidos kits de pruebas para detectar el coronavirus.

Los embajadores subrayaron que los expertos independientes de la ONU han concluido que las sanciones unilaterales afectan a poco más de un tercio de la población mundial.

Irán es uno de los países más asolados por el nuevo virus con ocho de cada 10 casos registrados en el Oriente Medio, y quienes han salido de la república islámica han llevado consigo el virus a otras naciones. Las sanciones estadounidenses han aumentado las dificultades a Irán para que acceda al mercado global, y las firmas internacionales siguen recelosas de hacer tratos con Teherán, incluso los que sean de índole humanitario.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, rechazó el domingo la asistencia estadounidense para combatir el nuevo coronavirus, argumentando la teoría infundada de que existe una conspiración en la que Estados Unidos habría creado el coronavirus a propósito.