Detenidos en Guatemala y 80 médicos con COVID-19 en Chile

Más de 2.600 personas han sido detenidas en Guatemala por violar el toque de queda impuesto por el gobierno para frenar la propagación del nuevo coronavirus. En tanto, Chile reportó el jueves que u...

Más de 2.600 personas han sido detenidas en Guatemala por violar el toque de queda impuesto por el gobierno para frenar la propagación del nuevo coronavirus. En tanto, Chile reportó el jueves que unos 80 funcionarios de la salud están contagiados.

A las cuatro de la tarde casi todos en Guatemala se apresuran a resguardarse, pero no por miedo a la enfermedad, sino a ir presos.

El inspector de la Policía Nacional Civil, Magdaly Ruiz, dirige un operativo con otros tres policías a bordo de una patrulla. Todos llevan mascarillas. Ruiz tiene un ojo morado, resultado del golpe que una mujer le propinó cuando era arrestada por violar el toque de queda.

Durante el trayecto la patrulla recibe las novedades que reportan otros agentes. Algunos policías que están en las calles llevan cubrebocas, otros no tienen medidas de protección.

Guatemala tiene 23 contagiados y un fallecido. Según el presidente Alejandro Giammattei, cuatro personas se han recuperado y unas 1.200 permanecen en aislamiento preventivo.

En Chile, la cifra ascendió a 1.306 contagiados -incluidos 80 funcionarios de la salud- y cuatro fallecidos.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó que el personal sanitario contagiado integra el grupo de quienes atienden directamente a los enfermos y que el principal foco está en la capital chilena, con 746 pacientes.

En Argentina, también en cuarentena obligatoria, se han registrado 494 infectados y ocho fallecidos. El 49,8% de los casos está relacionado con viajes al exterior, informó el Ministerio de Salud.

El presidente Alberto Fernández convocó a los líderes del Grupo de los 20, que engloba a países desarrollados y emergentes, a crear un fondo para combatir la pandemia durante una reunión celebrada por videoconferencia.

La urgencia que marcan las muertes nos obliga a crear un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria que sirva para enfrentar, mejor equipados de insumos, el contexto que vivimos, acotó.

En tanto, la embajada de Estados Unidos en Argentina pidió a los ciudadanos estadounidenses que se encuentran en el país y en otros de la región que tomen los vuelos que los llevarán a Miami. En el caso de los que están varados en Buenos Aires, lo podrán hacer en uno de Eastern Airlines en el que todavía hay asientos disponibles y que partirá el viernes.

La cuarentena es cumplida mayoritariamente en Argentina, aunque en las grandes ciudades se registraron infracciones. Al menos 1.079 personas fueron detenidas o demoradas por incumplir el aislamiento obligatorio.

En Ecuador, la secretaria de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, afirmó que hay 1.382 contagiados, 34 fallecidos y 1778 sospechosos.

La provincia de Guayas sigue siendo el epicentro con unos 1.000 casos, por lo que fue declarada por el gobierno como zona de seguridad.

Más tarde, el vicepresidente Otto Sonnenholzner dijo a la red de televisión Ecuavisa hay una situación combinada de contagios de coronavirus y dengue, en Guayaquil. De esta última enfermedad se reportan 5.356 contagios.

Por su parte, la ministra del Interior colombiana, Alicia Arango, informó la mayoría de los colombianos acataron el primer día de la cuarentena obligatoria nacional, aunque 2.011 personas fueron penalizadas con 300 dólares cada una por incumplir la medida.

El mandatario Iván Duque advirtió que si los colombianos no acatan el aislamiento obligatorio no le temblará la mano para tomar medidas más drásticas. Hay que tener disciplina, compromiso y responsabilidad porque en este momento la prioridad es salvar vidas y reducir en su más mínima expresión los contagios. Hay 491 casos y seis fallecidos.

Arango anunció la entrega de un millón de productos de primera necesidad entre indígenas, líderes sociales y comunidades vulnerables.

El gobierno de México, cuyo número de contagiados oficiales sube lentamente y se mantiene en torno del medio millar y con seis muertos, inició la suspensión de actividades no esenciales en línea con las decisiones que en días pasados tomaron distintos gobiernos estatales y locales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se están tomando medidas severas pero precisas para no paralizar aún más la economía, pidió la colaboración de la población y se aventuró a decir que de acuerdo con nuestros técnicos, especialistas, científicos, el 19 de abril vamos a poder salir de la gravedad.

Hacia la tarde Perú amplió hasta el 12 de abril la cuarentena obligatoria para los 32 millones de habitantes y llamó al servicio activo a más de 10 mil soldados para ayudar en los próximos dos meses a otros 140 mil miembros de las fuerzas de seguridad que mantienen el orden público en las calles.

El país tiene 580 infectados y nueve muertos por el nuevo coronavirus, pero lidia con la desobediencia del aislamiento social de parte de la población, por lo que las autoridades han detenido por horas a más de 21.000 desde el inicio de la cuarentena, el 16 de marzo.

El presidente Martín Vizcarra también abrió las reservas del dinero público y ordenó distribuir 436 millones de dólares en bonos familiares de 108 dólares y canastas de alimentos a más 3,5 millones de pobres y trabajadores independientes cuyas economías han quedado estranguladas por la cuarentena.

En la región al menos unas 7.600 personas están contagiadas y unas 125 han fallecido.

En la mayoría de la gente el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todos los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves e incluso la muerte.

La pandemia global ha infectado al menos a más de 521.000 personas y causado la muerte a más de 23.500 en todo el mundo.