Egipto, Siria, anuncian toque de queda contra el virus

Egipto, el país más poblado de Medio Oriente, y Siria, devastada por nueve años de guerra civil, impondrán toques de queda para tratar de frenar la propagación del coronavirus, anunciaron sus gob...

Egipto, el país más poblado de Medio Oriente, y Siria, devastada por nueve años de guerra civil, impondrán toques de queda para tratar de frenar la propagación del coronavirus, anunciaron sus gobiernos el martes.

En tanto, el Fondo Monetario Internacional advirtió que la escasez de provisiones médicas podría afectar a los países más pobres de la región. La caída de los precios del petróleo afecta a los países más ricos lo cual también les resta capacidad para adquirir esos suministros.

Hay más de 31.000 casos confirmados de coronavirus en todo el Medio Oriente, la amplia mayoría en Irán, el país más afectado.

Muchos países alrededor del mundo han exhortado u ordenado a cientos de millones de personas a permanecer en sus casas. Egipto, con más de 100 millones de habitantes, y Siria se sumaron a esa lista el martes.

El primer ministro egipcio Moustafa Madbouly dijo en conferencia de prensa que el toque de queda nacional desde las 7 de la tarde hasta las 6 de la mañana entrará en vigencia el miércoles. En ese horario dejarán de circular diversos medios de transporte.

Egipto tiene 366 casos confirmados con 21 decesos, entre ellos dos militares de alta graduación.

Madbouly dijo que aeropuertos, escuelas y universidades seguirán cerrados hasta el 12 de abril. Tiendas y centros comerciales permanecerán cerrados viernes y sábados, el fin de semana egipcio. Las tiendas de alimentos y las farmacias quedarán exceptuadas de la orden.

Se aplicarán nuevas restricciones de acuerdo con el desarrollo de los sucesos, dijo sin entrar en detalles.

En Siria, donde el sistema de salud ha sido diezmado por la guerra civil, el gobierno dijo que desde el miércoles habrá toque de queda de 12 horas a partir de las 6 de la tarde. La agencia noticiosa estatal SANA no dijo cuánto durará el toque de queda, que aparentemente es por tiempo indeterminado.

Siria ha reportado hasta el momento un solo caso de coronavirus, en las zonas bajo control del gobierno se han aplicado medidas estrictas tales como la prohibición de los vuelos comerciales, la clausura de las fronteras y el cierre de restaurantes y el transporte público.

El FMI, que tradicionalmente insta a los gobiernos a adoptar medidas de austeridad, pidió a los de la región que ofrezcan ventajas fiscales temporales y transferencias de dinero en efectivo. Además advirtió que la escasez de suministros podría afectar especialmente a Irak, Sudán y Yemen si provoca un alza de los precios.

Dada la gran cantidad de gente empleada en el sector servicios, habrá amplias repercusiones si el desempleo sube y los salarios y las remesas bajan, dijo el director del FMI para Oriente Medio, Jihad Azour, en un comunicado.

En la Franja de Gaza gobernada por Hamas, las autoridades religiosas anunciaron el cierre de todas las mezquitas a partir del miércoles. Las escuelas ya estaban cerradas.

El martes arribaron a Gaza donaciones de alimentos, electrodomésticos, ropa, muebles y combustibles, parte de una asignación de Qatar de 150 millones de dólares.

El bloqueo egipcio-israelí de Gaza, vigente desde que la milicia tomó el poder en 2007, ha frenado la entrada del nuevo virus al enclave palestino densamente poblado.

El foco más virulento en Oriente Medio sigue siendo Irán, donde se reportaron 122 muertes adicionales el martes, elevando la cifra total de decesos a más de 1.900 entre más de 24.800 casos confirmados. Entre otros, murió la suegra del hijo del líder supremo, ayatolá Alí Jamenei, informó la agencia noticiosa estatal IRNA.

El vocero del ministerio de Salud, Kianoush Jahanpour, advirtió al público que probablemente habrá nuevos contagios a medida que Irán está en condiciones de examinar los casos sospechosos. Irán tiene unos 80 millones de habitantes.

El sultanato de Omán anunció que vedará todos los vuelos de pasajeros a partir del domingo, pero no los de carga.

Arabia Saudí anunció el martes que el número de infectados saltó de 562 a 767 y que registró su primer deceso.