México pide suspender trabajos que requieran movilización

Autoridades de salud mexicanas pidieron el martes que todos los comercios y organizaciones suspendan el trabajo que requiera movilización de gente.

Autoridades de salud mexicanas pidieron el martes que todos los comercios y organizaciones suspendan el trabajo que requiera movilización de gente.

El subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, dijo en conferencia de prensa acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador, que debe suspenderse el trabajo que requiere que la gente se traslade entre la casa y lugares de trabajos o espacios públicos.

La medida, que en teoría podría frenar casi toda la actividad económica del país, es parte de una lista más extensa que el gobierno ya implementó. No se dieron detalles de cómo se impondría o si habrá sanciones. Muchas compañías ya llevan a cabo planes para que sus empleados trabajen desde casa, pero la mayoría de los negocios permanecen abiertos, incluso restaurantes y gimnasios.

López-Gatell pidió que los empleadores tracen planes para seguir trabajando. Las instituciones, las organizaciones privadas y sociales, no pueden parar porque de ellos dependemos todos, señaló.

López Obrador dijo que el multimillonario Carlos Slim se comprometió a no despedir a trabajadores y el mandatario pidió que otros dueños de empresas hagan lo mismo. López Obrador dijo que firmaría un decreto en donde autorizaría que los adultos mayores pudieran quedarse en casa en lugar de trabajar, pero aun así percibir sueldos y otras prestaciones.

Algunos mexicanos han criticado al gobierno por no implementar antes controles más estrictos mientras observan cómo el virus ha devastado a países más desarrollados.

López-Gatell dijo que el país entraba formalmente a una segunda fase cuyo objetivo era mantener al número de nuevas infecciones en un nivel que pueda manejar el sistema de salud.

Para el martes, México tenía 367 casos confirmados, incluso cinco que los investigadores no han podido vincular con casos importados. López-Gatell señaló que el objetivo de México es mantener controlable el número de infecciones nuevas, aplanar la curva epidemiológica, aunque dijo que eso podría provocar una epidemia más larga, pero mejor controlada.