COVID-19: Latinoamérica suma más casos y arrecia medidas

Chile pidió a los mayores de 80 años no salir de sus casas. Ecuador tiene en cuarentena a su presidente. Cuba decidió parar clases.

Chile pidió a los mayores de 80 años no salir de sus casas. Ecuador tiene en cuarentena a su presidente. Cuba decidió parar clases.

Éstas son algunas de las medidas más recientes de los gobiernos latinoamericanos mientras los casos del nuevo coronavirus siguen incrementándose y se registran nuevas muertes, incluyendo una menor de 13 años en Panamá, un caso que llamó la atención. En ese país se suspendieron todos los vuelos comerciales y por la tarde se informó que con 339 contagios y seis muertes, el toque de queda se ampliará de 5pm a 5am.

Las autoridades también lidiaban con muchos que se resistían a las cuarentenas y toques de queda impuestos para contener los contagios.

Ecuador se mantenía como uno de los países con más casos: 981 y 18 fallecidos, cuatro más que el día anterior. Sólo lo supera Brasil, con al menos 1.891 infectados y 34 muertos, donde el gobernador de Sao Paulo, Joí£o Doria, confirmó en Twitter que el jefe del centro a cargo de coordinar acciones para combatir la propagación del virus dio positivo a COVID-19.

Poco antes, el ministro de Salud ecuatoriano, Juan Carlos Zevallos, anunció que el gobierno ha dispuesto 120 millones de dólares para afrontar la emergencia. Más tarde las autoridades anunciaron que el presidente Lenín Moreno, de 67 años, estaba en cuarentena debido a que dos de sus ministros dieron positivo por coronavirus.

En Ecuador rige desde hace varios días un estado de excepción. La cifra de procesados por no respetar la cuarentena y el toque de queda hasta el lunes llegó a 841.

Por la noche, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, informó que se han iniciado conversaciones con los acreedores privados y bilaterales de la deuda externa para reprogramar vencimientos, especialmente de la deuda con China.

En Cuba, donde se han registrado 39 contagios y un fallecido, el gobierno anunció la suspensión de clases a partir del martes, lo cual se suma a la prohibición para la entrada de turistas que ya se había anunciado.

Los turistas que no hayan salido de la isla todavía. quedarán confinados en sus lugares de albergues, no se les ofrecerá visitas guiadas ni se les rentará automóviles. Los que estén en casas particulares paulatinamente serán trasladados a hoteles.

Igualmente, los nacionales que lleguen “las fronteras sí están abiertos para recibirlos- irán a cuarentena obligatoria y no se permitirá a estos salir del país a menos que sea por razones oficiales.

Colombia, que reportó su tercer muerto, se prepara para entrar en una cuarentena total desde el martes y que se prolongará hasta el 13 de abril.

Más temprano, el ministro de Salud de Chile, Jaime Mañalich, dijo en rueda de prensa que el confinamiento para las personas de 80 años y más es una medida de protección. Son las personas más jóvenes que pueden contagiarlos a ellos, no al revés, afirmó.

Precisó que el alto número de contagiados, 744 y dos fallecidos hasta el lunes, obedece a los miles de exámenes que se realizan a diario para detectarlos y aislarlos. Chile puede aplicar unas 4.000 al día y próximamente llegará a las 10.000. Las últimas 24 horas se realizaron 3.463.

En Argentina, donde se han registrado 297 infectados y cuatro fallecidos, está en vigor una cuarentena hasta el 1 de abril. Las autoridades sanitarias informaron sobre el que se considera el primer caso de transmisión comunitaria.

Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud, dijo que se acelerará la compra de equipamiento médico y expresó sentirse preocupada por la violación del aislamiento obligatorio. Las fuerzas de seguridad detuvieron en los últimos tres días a 896 personas que no pudieron justificar la salida de sus domicilios y a quienes se les iniciaron causas penales.

Por su parte, el gobierno boliviano advirtió con declarar estado de sitio en algunas regiones donde los ciudadanos resisten la cuarentena total y obligatoria decretada desde el domingo.

Tenemos problemas para hacer cumplir las restricciones y seremos estrictos, dijo el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en la ciudad oriental de Santa Cruz, donde se registran 15 de los 27 casos.

Perú, con cinco muertos y 363 infectados por el nuevo coronavirus, inició el lunes la entrega de 108 dólares a 2,7 millones de hogares pobres para soportar los 15 días de cuarentena. Miles de mujeres realizaban extensas colas en oficinas de bancos de zonas pobres para recibir la ayuda.

La agencia penitenciaria peruana informó el lunes que un motín en una cárcel del norte del país dejó dos presos muertos. La revuelta producida en la víspera para reclamar mejores condiciones de vida también provocó 17 heridos.

El fin de semana, motines y e intentos de fuga en cárceles de Colombia por temor a la propagación del coronavirus en las celdas dejó al menos 23 reclusos muertos y más de 80 heridos, principalmente en una prisión en la capital de ese país.

En Guatemala, el presidente Alejandro Giammattei dijo que ya son 19 los casos de personas infectadas con el nuevo virus y una más fallecida. La policía dijo que en el primer día de un toque de queda nocturno el domingo poco más de 900 guatemaltecos fueron detenidos por no acatar la orden de permanecer en sus casas y fueron puestos a disposición de juez.

Desde Venezuela, donde hay 84 contagiados, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, dijo en la televisora estatal que el país -que enfrenta una compleja crisis económica y social- dispone de suficientes medicamentos para tratar el COVID-19. Aseguró que también hay 7.000 test diagnósticos y 50.000 pruebas rápidas.

Se informó que el país tiene 23.762 camas: 15.003 en el sector público, 4.759 en las clínicas privadas y 4.000 en hoteles y podrían ser habilitadas de ser necesario. Para los casos críticos se disponen de 1.213 unidades de cuidados intensivos.

Por su parte, el líder opositor Juan Guaidó exigió en conferencia de prensa al gobierno que postergue el pago del Impuesto Sobre la Renta y el Impuesto al Valor Agregado mientras dure la emergencia.

En tanto, UNICEF informó el lunes a través de un comunicado que en América Latina y el Caribe, alrededor de 154 millones menores, más del 95% de los matriculados, se encuentran temporalmente fuera de las escuelas cerradas a causa del COVID-19.

Esta es una crisis educativa sin precedentes en la historia reciente, dijo Bernt Aasen, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. Si se extiende más el cierre de las escuelas, hay un gran riesgo que los niños y niñas se quedan atrás en su curva de aprendizaje y que los alumnos y alumnas más vulnerables no vuelvan a regresar a las aulas. Es vital que no dejen de aprender desde casa.

En América Latina se reportan de momento más de 5.700 contagiados y más de 83 muertos.

En todo el mundo, más de 350.000 personas se han infectado y más de 15.400 han muerto por el coronavirus, pero la mitad de los que alguna vez fueron contagiados se han recuperado. La mayoría de los enfermos presenta síntomas leves como fiebre o tos, pero las personas mayores o que tienen otros problemas de salud pueden sufrir complicaciones graves.