México cancela cervecería de Corona tras referendo

La compañía que elabora la cerveza Corona sufrió otro golpe el lunes cuando el gobierno de México dijo que no autorizaría la operación de una enorme cervecería que ya está parcialmente constru...

La compañía que elabora la cerveza Corona sufrió otro golpe el lunes cuando el gobierno de México dijo que no autorizaría la operación de una enorme cervecería que ya está parcialmente construida en la frontera, después de que los residentes la rechazaron en un referéndum.

Constellation Brands, con sede en Victor, Nueva York, ya había sufrido una ola de lo que llamó rumores infundados de que las ventas de cerveza Corona habían caído debido a la confusión con el nombre ampliamente utilizado para la actual pandemia.

La subsecretaria de Gobernación, Diana ílvarez, dijo que el gobierno no otorgará permisos de operación para la planta de 1.500 millones de dólares que está construida ya en cerca de dos tercios.

"El gobierno federal se va a poner en contacto con la empresa para buscar opciones para subsanar los daños", dijo ílvarez.

El gobierno dijo que el 76% de los participantes votaron en contra de la planta en un referéndum realizado el fin de semana en el área metropolitana de Mexicali, y 23% a favor, con aproximadamente 36.781 votos emitidos.

Una coalición de grupos que se oponen a la planta aplaudió el resultado y lo calificó como un precedente histórico en la defensa del derecho al agua. Afirmaron que la planta habría extraído 20.000 millones de litros de agua de un acuífero ya sobreexplotado.

La compañía había dicho que la planta sería muy eficiente en el uso del agua y que usaría solo una pequeña fracción del agua que se usa cada año en el área para la agricultura.

Pero algunos grupos empresariales criticaron el referéndum y dijeron que muy pocas personas votaron. Las cámaras comerciales dijeron que la decisión perjudicará la confianza de los inversionistas en México.

Un puñado de personas no puede decidir el futuro de una inversión de miles de millones de dólares, dijo la Confederación Patronal de la República Mexicana. Los resultados de la consulta, si son adversos a la cervecera, serán dañinos para la economía nacional, pero lo serán aún más para los habitantes de Mexicali, que verán cómo los empleos y el desarrollo que se tenían garantizados se evaporan.