Papa
El papa Francisco, flanqueado por Biden y Boehner, en el Congreso. e una trasmisión de Foro TV. TELEVISA

El Vaticano se distanció el viernes de Kim Davis, una funcionaria de un condado de Kentuchy protagonista de un encendido debate sobre el matrimonio gay en Estados Unidos, al decir que ella era fue una de decenas de personas a quienes el papa saludó antes de partir de Washington y que ese encuentro no debía "considerarse una forma de apoyo a su posición" sobre el tema.

El "breve" encuentro que sostuvo con Davis no constituía,  una señal de aprobación a su causa En un nuevo giro a la controversia, el Vaticano reveló que el "único encuentro real" que Francisco sostuvo en Washington fue con un antiguo alumno suyo y con su familia, a quién más tarde identificó como Yayo Grassi, un hombre gay de nacionalidad argentina que se reunió con el papa con su compañera de toda la vida y con algunos amigos.

Las revelaciones cambiaron la narrativa del encuentro con Davis que fue a parar a la cárcel por negarse a emitir licencias de matrimonio a parejas homosexuales. También deja en claro que Francisco quería que otra reunión saliera a la luz: la que sostuvo con su ex alumno y su "familia" gay.

El portavoz del Vaticano, el reverendo Federico Lombardi, dijo Francisco tuvo un encuentro con "varias decenas" de personas en la sede de la Embajada del Vaticano en Washington, justo antes de partir rumbo a Nueva York. Lombardi dijo que tales encuentros son normales en cualquier viaje papal y que se deben a la "amabilidad y disponibilidad" del pontífice.

Diferencia

Lombardi también dijo que el "breve" encuentro que sostuvo con Davis esa tarde no constituía, de manera alguna, una señal de aprobación a su causa. "El papa no entró en detalles sobre la situación de la señora Davis y su encuentro con ella no debe ser considerado como una forma de apoyo a su posición, en todo o en algún aspecto particular o en relación a sus complejas aristas", dijo Lombardi.

La única audiencia verdaderamente concedida por el papa se hizo en la nunciatura "La única audiencia verdaderamente concedida por el papa se hizo en la nunciatura con uno de sus antiguos alumnos y su familia", agregó Lombardi.

Lombardi no reveló quién era el estudiante, pero la persona se encargó de revelarlo posteriormente: en un video publicado online, Grassi muestra su arribo a la Embajada, y luego cuando abraza a su antiguo maestro y le presenta a su pareja, a quién el pontífice había conocido en una reunión anterior, y a unos amigos provenientes de Asia.

Un portavoz del Vaticano, el reverendo Thomas Rosica, confirmó que efectivamente se trataba de Grassi, el exestudiante de Francisco.

Una audiencia papal se diferencia de un encuentro en que la primera se planifica y es un asunto un tanto formal. Los papas tienen audiencias con los jefes de Estado. También hacen reuniones para conocer y agradecer a benefactores o personalidades católicas.

El hecho de que Lombardi haya descrito el encuentro con Grassi como la única "audiencia" verdadera que Francisco sostuvo en Washington dejó en claro que el papa quiere hacer hincapié en esta reunión en contraste con el "breve encuentro" que sostuvo con Davis y varias decenas de personas que fueron invitadas a la embajada vaticana a la misma vez.

Davis, una cristiana apostólica, pasó cinco días en la cárcel por desafiar la orden de una corte federal para emitir licencias de matrimonio del mismo sexo después de que la Corte Suprema legalizara el matrimonio gay en todo Estados Unidos.