Congreso y Casa Blanca negocian rescate económico por virus

Las negociaciones al más alto nivel entre el Congreso y la Casa Blanca sobre un gigantesco plan de rescate económico por más de un billón de dólares se extendieron hasta la noche del sábado, mie...

Las negociaciones al más alto nivel entre el Congreso y la Casa Blanca sobre un gigantesco plan de rescate económico por más de un billón de dólares se extendieron hasta la noche del sábado, mientras el presidente Donald Trump hacía un llamado a alcanzar un acuerdo para estabilizar a una nación paralizada por la pandemia del coronavirus.

En momentos en que persiste el nerviosismo entre la población y los mercados financieros se tambalean, todas las partes dejaban entrever que un acuerdo estaba al alcance. El punto en cuestión es encontrar la mejor manera de mantener el flujo de cheques de paga a los millones de empleados que han quedado abruptamente marginados debido a la crisis.

Las diferencias asimismo se han reducido durante las conversaciones sobre una especie de Plan Marshall para los hospitales y sobre el otorgamiento de créditos a las aerolíneas y otras grandes corporaciones que han tenido que dejar de funcionar debido al virus y la suspensión nacional de actividades. El Plan Marshal ayudó a reconstruir Europa Occidental después de la Segunda Guerra Mundial.

Los funcionarios han fijado una cantidad de casi 1,4 billones de dólares y afirman que con otras medidas de la Reserva Federal se podría inyectar dos billones de dólares a la economía de Estados Unidos.

Todo mundo está trabajando con ahínco y quiere una solución que sea la correcta, me parece que estamos muy cerca, declaró Trump ante la prensa con un tono de confianza sobre la capacidad de la nación para superar pronto la pandemia.

En el Capitolio, el Senado convocó una sesión extraordinaria de fin de semana mientras los negociadores elaboraban con premura el plan de rescate. No estaba previsto anuncio alguno sino hasta por lo menos el domingo. El objetivo del Senado es efectuar una votación inicial el domingo y conseguir la aprobación en esa cámara para el lunes.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnel, dijo que los negociadores han logrado avances importantes aunque hizo un llamado a concluir las conversaciones. Son momentos de unidad, apuntó.

Urge actuar debido al gran aumento en las solicitudes de asistencia por desempleo, el cierre de empresas y la reapertura el lunes de los mercados financieros ávidos de señales de que Washington puede amortiguar la crisis de salud y lo que los expertos describen como una recesión inminente.

Trump se ha abstenido de abundar en detalles pero señaló el sábado que estaría cortejando a los principales negociadores.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y otros altos funcionarios de la Casa Blanca asistieron al Capitolio para el segundo día de negociaciones sin receso, aunque no se esperaba anuncio alguno.

___

Bev Banks así como los periodistas de The Associated Press, Mary Clare Jalonick, Ricardo Alonso-Zaldivar, Alan Fram y Padmananda Rama contribuyeron a este despacho.

___

The Associated Press recibe apoyo para sus coberturas sobre salud y ciencia de parte del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable del contenido.