Chile con primer fallecimiento por nuevo coronavirus

Chile, que se ha convertido en el segundo país en América Latina con más contagios por el nuevo coronavirus después de Brasil, reportó el sábado la primera muerte por la enfermedad, mientras las...

Chile, que se ha convertido en el segundo país en América Latina con más contagios por el nuevo coronavirus después de Brasil, reportó el sábado la primera muerte por la enfermedad, mientras las autoridades electorales bolivianas sugerían aplazar la elección presidencial prevista para el 3 de mayo.

El ministro de Salud chileno, Jaime Mañalich, dijo que su cuenta de Twitter que la víctima es una mujer de 83 años, "postrada, en la que se optó por un manejo compasivo".

El número de casos por coronavirus alcanzó en la jornada la cifra de 536 en Chile, adonde se está reclamando al gobierno que imponga medidas más drásticas, incluida una cuarentena.

Paraguay también anunció la víspera el primer fallecido por COVID-19, en tanto que Argentina el cuarto y, más tarde, Perú informó del quinto, ambos el sábado.

Los casos de contagios seguían imparables en la región y más países decretaban cuarentenas y toques de queda en sus esfuerzos por contener la propagación de la pandemia, entre ellos Bolivia y Guatemala.

El Tribunal Supremo Electoral boliviano anunció, incluso, una pausa de 14 días en los preparativos para las elecciones presidenciales del 3 de mayo en acatamiento a la cuarentena decretada por la presidenta interina Jeanine íñez poco antes, y ha sugerido aplazar los comicios. Una nueva fecha debe ser fijada en consenso con la Asamblea Legislativa, que debe convocar a elecciones mediante ley, según dijo el presidente de órgano Salvador Romero.

Temprano Argentina reportó la cuarta víctima, una mujer de 67 años, según confirmó la Clínica Gí¼emes de Luján, en la provincia de Buenos Aires, adonde estaba hospitalizada.

El Ministerio de Salud argentino informó que los casos ascendieron a 158, unos 30 más respecto el día anterior.

El país sudamericano vive su segundo día de cuarentena total, con fuertes sistemas de vigilancia y multas a quienes incumplan la restricción de no salir de sus hogares, salvo que sea para algo estrictamente necesario como comprar alimentos o medicinas.

Las imágenes de televisión mostraban importantes calles en Buenos Aires y otrora concurridas, como la Avenida 9 de julio, prácticamente desiertas. El gobierno de la ciudad de Buenos Aires anunció que presentará una demanda por 700.000 dólares contra un pasajero que se subió a un barco del Buquebus, que conecta Argentina con el vecino Uruguay, a sabiendas supuestamente que estaba contagiado. El barco había partido desde Uruguay.

Las autoridades paraguayas anunciaron el primer muerto por la enfermedad el viernes por la noche. El paciente "se encontraba internado en terapia intensiva desde hace varios días", afirmó el Ministerio de Salud paraguayo en redes sociales.

El presidente paraguayo Mario Abdo extendió las medidas preventivas para luchar contra la enfermedad, como una cuarentena hasta el 12 de abril.

"Debemos trabajar juntos y estar más unidos que nunca", informó el mandatario. En el país se suspendieron las actividades laborales y reuniones sociales y la circulación en la calle se redujo al mínimo, limitada a emergencias o a compras necesarias.

En Chile, el ministro Mañalich anunció que ya se registran 537 casos, lo que lo mantiene como el segundo con más contagios en América Latina después de Brasil, con casi 1.000 y animaba a la población a quedarse en sus casas. Luego anunció la primera víctima.

Mañalich negó asimismo que el gobierno vaya a decretar una cuarentena total como en Argentina, a pesar de las presiones del Colegio Médico que ha recomendado en varias instancias el cierre total de las ciudades y, en especial, la Región Metropolitana, adonde se concentran la mayoría de los casos. Varias decenas de alcaldes también han pedido esa medida drástica, al igual que los chilenos, que la exigieron con un cacerolazo nacional la noche del viernes.

Varios alcaldes han declarado cuarentena y restricciones de manera aislada en sus comunas, como en Maipú o en el sector oriente de Santiago, adonde se encuentran las zonas más adineradas de la capital y donde se han registrado el mayor número de casos.

Mañalich solicitó a los chilenos que no viajen al litoral y a la playa, después de que varias pequeñas localidades del litoral chileno declararan cuarentenas. "Estamos viendo con enorme preocupación que mucha gente entiende esto como un período de vacaciones y está concurriendo a sus segundas viviendas llevando el riesgo de infección a localidades que tienen poca infraestructura sanitaria para soportar un brote epidémico", informó.

Perú, por su parte, anunció el su quinto muerto de 83 años de edad, mientras que un funcionario de aduanas que quiso pasar un control militar durante la cuarentena atropelló en la víspera a un soldado y lo mató.

Nadie puede salir de casa entre las 8:00 de la noche y 5.00 de la mañana con excepción de las fuerzas de seguridad, los sanitarios, los transportistas de alimentos, combustible, residuos y servicios funerarios.

El presidente Martín Vizcarra criticó a los ricos que no respetan la cuarentena y dijo que el COVID-19 "si algo tiene que ser reconocido es que es absolutamente democrático, igual de peligroso para todos". En el país se contabilizó en 318 infectados, con 55 nuevos casos en 24 horas.

íñez anunció, por su parte, una cuarentena total y obligatoria en Bolivia desde el domingo y por 14 días para contener la expansión del nuevo coronavirus, tras confirmarse 19 casos positivos.

"Necesitamos tomar decisiones firmes para salvar vidas. Es una decisión dura, pero es necesaria", dijo la mandataria en un mensaje el país el sábado tras una reunión de su gabinete de emergencia.

Antes del anuncio la gente abarrotó los mercados para abastecerse. "La cuarentena total busca evitar un contagio comunitario", masivo, justificó el ministro de Salud, Aníbal Cruz.

Añez garantizó el abastecimiento y dijo que mercados, farmacias y otros servicios básicos funcionarán en las mañanas y que sólo una persona por familia podrá salir de compras.

Asimismo, desde el sábado se suspendieron los vuelos internacionales y los viajes terrestres internos, en un país con servicios deficientes e insuficiente personal en los centros médicos estatales. íñez anunció esta semana una ayuda económica a familias pobres, el congelamiento en el pago de servicios básicos y el diferimiento de deudas bancarias.

En Colombia, cuyo presidente Iván Duque anunció la víspera una cuarentena nacional a partir del martes, los casos alcanzaron 196, de ellos 77 en la capital del país, según el más reciente reporte.

En Guatemala, el presidente Alejandro Giammattei anunció que son 16 los casos de contagio del coronavirus en el país centroamericano, entre ellos una niña pequeña y un fallecido.

Giammattei también anunció un toque de queda para obligar a las personas a permanecer en sus casas por los próximos 8 días, en horario de 4 de la tarde a 4 de la mañana, empezando el domingo.

En Venezuela, a 70 subió la cifra de contagiados, de los cuales dos están en situación crítica hospitalizados en clínicas privadas de la capital y el estado central de Miranda, anunció el sábado el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Del total de contagiados hay 15 casos recuperados que no han presentado en cinco días ningún tipo de síntoma, indicó Rodríguez en una transmisión de la televisora estatal. En el último reporte oficial del 19 de marzo se había informado de 42 contagiados.

La capital venezolana entró el sábado en la sexta jornada de cuarentena con escasa presencia de transeúntes y vehículos en las calles y la mayoría de los comercios cerrados. La cuarentena se activó en Caracas y seis estados luego que se reportaron el 13 de marzo los dos primeros casos. A partir del 17 de marzo se extendió a los restantes 17 estados.

En América Latina se registran más de 3.000 contagiados y más de 30 fallecidos.

En todo el mundo, más de 280.000 personas se han infectado y más de 11.900 han muerto por el coronavirus, pero la mitad de los que alguna vez fueron contagiados se han recuperado. La mayoría de los enfermos presenta síntomas leves como fiebre o tos, pero las personas mayores o que tienen otros problemas de salud pueden sufrir complicaciones graves.