Las tiendas de marihuana de Oregon comenzaron el jueves las ventas a clientes para uso recreativo.

Algunos de los más de 250 dispensarios de Oregon que ya ofrecían marihuana con fines terapéuticos abrieron sus puertas el jueves de madrugada para empezar a vender la droga apenas unos minutos después de que se hiciera legal.

En Shango Premium Cannabis, el cofundador Shane McKee dijo que la primera venta se había hecho a un emocionado cliente un minuto después de la medianoche.

Evitar el desabasto

Los propietarios de varias tiendas dijeron que confiaban en evitar el desabastecimiento y las subidas de precios que siguieron al comienzo de las ventas legales el año pasado en Washington y Colorado, los únicos otros estados donde es legal vender marihuana para su uso recreativo.

Muchas tiendas de Oegon intentaron atraer a los clientes ampliando su horario de apertura, regalando comida y ofreciendo descuentos.

Los clientes tienen otro incentivo más para comprar pronto y a menudo: la ley de Oregon contempla que las ventas estarán libres de impuestos hasta enero, lo que supone un ahorro de hasta el 20%.