Un juez federal ordenó llevar a cabo una audiencia horas antes de la hora en que está programada la ejecución de un asesino múltiple en Virginia para analizar una objeción al uso de fármacos que empleará el estado en la inyección letal, los cuales obtuvo de Texas.

Las autoridades dicen que se le ha vinculado a varios asesinatos más en ambos estados pero nunca fue acusado porque ya había sido sentenciado a muerte El juez federal de distrito Anthony Trenga estableció la audiencia para las 2 p.m. del jueves después de que abogados de Alfredo Prieto solicitaron a la corte el aplazamiento de la ejecución hasta que las autoridades revelen más información sobre el pentobarbital que planean usar, incluso el nombre del proveedor, las pruebas que confirmen su esterilidad y potencia, y documentos que demuestren que los fármacos fueron manejados, transportados y almacenados de manera adecuada.

El estado programó la ejecución de Prieto para las 9 p.m. del jueves. El ciudadano salvadoreño era un reo del pabellón de los condenados a muerte en California por violar y asesinar a una niña de 15 años cuando pruebas de ADN lo implicaron también en el asesinato en 1988 de una pareja joven en Virginia. Las autoridades dicen que se le ha vinculado a varios asesinatos más en ambos estados pero nunca fue acusado porque ya había sido sentenciado a muerte.

El juez otorgó el miércoles una orden de aplazamiento temporal contra el estado, pero la ejecución aún podría ocurrir la noche del jueves si la orden es retirada después de la audiencia, dijo Megan McCracken, de la Clínica de Pena de Muerte de la Escuela de Derecho de U.C. Berkeley, una experta en impugnaciones a las inyecciones letales.

Texas permite que las autoridades correccionales oculten la procedencia de las drogas para las ejecuciones y los abogados del condenado dijeron que las autoridades de Virginia no han suministrado dicha información.