Argentina cumple primer día de cuarentena general

Al iniciar el primer día de la cuarentena nacional obligatoria Argentina lucía el viernes con menos movimiento en las calles pero con largas filas en supermercados y farmacias de personas ansiosas p...

Al iniciar el primer día de la cuarentena nacional obligatoria Argentina lucía el viernes con menos movimiento en las calles pero con largas filas en supermercados y farmacias de personas ansiosas por aprovisionarse y que en muchos casos no guardaban la distancia de seguridad.

En el país sudamericano, donde se han registrado 128 infectados -de los cuales tres fallecieron-, las fuerzas de seguridad controlaban las principales estaciones de trenes y otros centros neurálgicos para impedir el paso a los que no contaban con permisos especiales para movilizarse.

Durante la cuarentena -que regirá hasta el 31 de marzo- se permitirán los desplazamientos para realizar compras de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos. Los trabajadores exceptuados de guardar el aislamiento son los de la salud, alimentación, fuerzas de seguridad, servicios migratorios y medios de comunicación. También los funcionarios de las administraciones nacionales y municipales y los que distribuyen combustible.

El decreto que regula la cuarentena prevé detenciones y eventuales penas de prisión para quienes no la cumplan.

En tanto, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció en su cuenta de Twitter que en las próximas horas viajará en avión desde Cuba a Buenos Aires acompañada de su hija Florencia Kirchner luego de que ésta finalizara un tratamiento médico en la isla de un año. Si bien tiene libertad para moverse, la exmandataria (2007-2015) afirmó que cumplirá con el aislamiento.

Fernández de Kirchner está procesada junto a su hija por presunta corrupción.

En tanto, la Prefectura Naval -la policía guardacostas de Argentina- detuvo en una terminal portuaria a un pasajero proveniente de Uruguay infectado por COVID-19 por incumplir la cuarentena obligatoria. Dos mujeres que viajaban en la misma embarcación -y que se negaron a realizarse controles- también fueron puestas a disposición de las autoridades sanitarias, migratorias y judiciales, informó el Ministerio de Seguridad.

Chile sumó el viernes 92 nuevos casos de coronavirus con lo que la cifra se elevó a 434 personas contagiadas, por lo que las autoridades sanitarias decidieron clausurar por tiempo indefinido restaurantes, centros de baile, teatros, cines y bares para disminuir la propagación del virus.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, precisó que la mayoría de los contagiados están en el gran Santiago y se quejó de que muchos residentes no están respetando la cuarentena pese a haber viajado a Europa en las últimas semanas.

Dijo que se realizarán visitas a los pacientes para asegurarse de que mantengan el aislamiento y que, si no obedecen, serán trasladados a hoteles sanitarios.

En Cuba las autoridades indicaron el viernes que se aprestan a restringir la movilidad de las personas que llegan al país. Para los nacionales se impondrá el aislamiento domiciliario y se favorecerá el alojamiento de turistas en hoteles para incrementar la vigilancia epidemiológica. Si presentan síntomas respiratorios de algún tipo serán aislados en hospitales, al igual que sus contactos.

Los detalles de la medida serán dados a conocer en un programa especial de la televisión cubana el viernes por la tarde.

Además se informó que 53 médicos y enfermeras cubanos llegarán el sábado a Lombardía, Italia, para apoyar en la contención del foco desatado en esa nación europea. Cuba envió además galenos a Venezuela y Nicaragua, al tiempo que países del Caribe solicitaron el apoyo de expertos con urgencia.

Actualmente la isla reporta 15 casos positivos al COVID-19 y un fallecido. Las fronteras permanecen abiertas y las clases no fueron suspendidas.

La compañía colombiana Avianca, una de las aerolíneas más antiguas de Latinoamérica, informó que desde el lunes y hasta el 1 de mayo suspenderá sus vuelos internacionales debido a la caída de la demanda y el cierre de las operaciones en diferentes partes del mundo por la pandemia de COVID-19.

Esto es sin duda la mayor crisis de la industria aérea en la historia, la decisión que se toma nos duele, es extremadamente difícil, pero debemos ser flexibles para afrontar esta situación, dijo Anko Van Der Werff, presidente de la compañía aérea.

Desde la medianoche del jueves rige un simulacro y aislamiento en Bogotá y sus alrededores por cuatro días en los que se espera que la gente tome conciencia y estén preparados para este virus, que está afectando a todo el mundo sin excepción, dijo la alcaldesa Claudia López. Bogotá tiene más de siete millones de habitantes.

La prioridad del simulacro es evitar la circulación de ciudadanos. Solo podrán salir de sus casas personas que trabajen en centros médicos, droguerías, supermercados y restaurantes, pero éstos últimos sólo venderán sus comidas a domicilio. No habrá cierre bancario, se informó. El Ministerio de Salud informó el viernes que los contagiados en el país llegaron a 145, de los cuales 56 se encuentran en Bogotá.

México, uno de los países latinoamericanos más reacios a los cierres fronterizos, ya ha repatriado a 1.153 mexicanos que estaban varados en distintos puntos del mundo pero, según dijo el viernes el canciller Marcelo Ebrard, todavía quedan personas varadas.

Aunque la alcaldesa de la Ciudad de México lanzó el jueves por la noche el primer mensaje contundente para que los capitalinos se queden en casa y diversos estados se están pronunciando en la misma línea, el gobierno federal sigue sin tomar medidas severas para evitar el contagio con el argumento de que las cuarentenas todavía no son necesarias, lo que ha provocado críticas.

Estamos preparados, insistió el presidente Andrés Manuel López Obrador en respuesta a los reclamos por la lentitud de reacción. Según dijo el viernes, México tiene no sólo todo el dinero que se necesite sino, más importante, hay organización, hay mando, hay gobernabilidad. En el país hay registrados 164 casos de COVID-19.

En Ecuador hay un total de 367 personas contagiadas y 746 en cerco epidemiológico, mientras el número de fallecidos subió a cinco. La provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil, registra la mayor cantidad de casos.

El gobierno de Bolivia confirmó el viernes 16 casos positivos de COVID-19 y advirtió que es alta la probabilidad de contagio comunitario, por lo que no descartó medidas de mayor impacto si la situación epidemiología se complica, dijo el ministro de Salud, Aníbal Cruz. En tanto, varios alcaldes han sugerido al gobierno declarar una cuarentena total. Desde hace dos días el país vive en cuarentena desde las 17 local (2100 GMT) hasta las 5 de la madrugada (0900 GMT). Las fronteras fueron cerradas, los vuelos internacionales suspendidos y desde el viernes se suspendieron los viajes terrestres. Sólo operarán los vuelos domésticos hasta las 15 (1900 GMT).

En medio de la emergencia, un grupo de trabajadores sanitarios realizó una protesta para reclamar al gobierno incrementar el personal en hospitales públicos y dotar de insumos básicos. La policía reportó más de 100 detenidos por violar la cuarentena.

En Guatemala, el presidente Alejandro Giammattei confirmó que aumentó el número de casos confirmados de ocho a 11 en un día.

En América Latina se registran más de 2.400 contagiados y más de 20 fallecidos.

En todo el mundo, más de 255.000 personas se han infectado y más de 10.000 han muerto, pero la mitad de los que alguna vez tuvieron el virus se han recuperado. La mayoría de los enfermos presenta síntomas leves como fiebre o tos, pero para las personas mayores o que tienen otros problemas de salud pueden ser peores.