Irán: Líderes, optimistas pese a empeoramiento de brote

Los líderes iraníes celebraron el Año Nuevo Persa el viernes con la promesa de superar el coronavirus y fortalecer la economía, mostrando un tono optimista luego de que la respuesta tardía de las...

Los líderes iraníes celebraron el Año Nuevo Persa el viernes con la promesa de superar el coronavirus y fortalecer la economía, mostrando un tono optimista luego de que la respuesta tardía de las autoridades a la pandemia contribuyó al peor brote del nuevo virus en Oriente Medio.

El líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, quien tiene la última palabra en todas las cuestiones de Estado, calificó el nuevo año de el año de los saltos en la producción en la economía iraní, que se ha visto afectada por las severas sanciones estadounidenses luego de que su presidente, Donald Trump, retiró a Washington del histórico acuerdo nuclear de 2015.

El presidente, Hasán Ruhani, celebró el año nuevo, conocido como Nowruz, prometiendo una mejor economía. Dejaremos el coronavirus atrás con unidad, con trabajo duro y con cooperación, manifestó.

El tono optimista de los mandatarios contrastó con la devastación causada por el brote. El país reportó 1.284 decesos entre 18.407 casos confirmados de COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

La mayoría de los contagiados sufren síntomas menores, como fiebre y tos, y se recuperan en cuestión de semanas. Pero el virus es altamente contagioso y puede propagarse a través de infectados que no muestren síntomas. Además, puede derivar en enfermedades graves, como neumonía, especialmente en pacientes mayores o con enfermedades previas.

En todo el mundo hay más de 240.000 personas contagiadas y el número de fallecidos supera las 10.000. Más de 85.000 se han recuperado ya.

Ruhani ha defendido la respuesta de su gobierno al brote de coronavirus ante las críticas generalizadas de las que autoridades actuaron demasiado lento y pudieron haber ocultado los primeros casos antes de que los contagios se extendieran rápidamente por todo el país.

El presidente trató de destacar lo que considera que son los logros del año, incluyendo el derribo de un sofisticado dron de Estados Unidos y los ataques con misiles a bases iraquíes con tropas estadounidenses luego de que Washington mató al principal general iraní en Bagdad.

Ruhani aseguró a los iraníes que su gobierno priorizará la salud durante el próximo año y dijo que se almacenaron productos básicos.

Esta semana, Jamenei utilizó un edicto religioso para prohibir todos los viajes innecesarios y las autoridades restringieron los desplazamientos entre ciudades. Tras semanas de críticas, las autoridades cerraron dos importantes santuarios chiíes.

Otros países de la región decretaron medidas mucho más estrictas para contener el virus, como la cancelación de vuelos y el cierre de fronteras y de todos los negocios no esenciales.

Arabia Saudí anunció en la madrugada del viernes que cancelará los vuelos nacionales, así como los autobuses, taxis y trenes durante las próximas dos semanas a partir del sábado en la mañana. La agencia noticiosa estatal Saudi Press citó a un funcionario anónimo del Ministerio del Interior en su reporte.

Pakistán confirmó su tercera víctima mortal por coronavirus, un paciente de 77 años con cáncer, en la provincia sureña de Sindh. El país reportó 452 casos confirmados, en su mayoría vinculados a la vecina Irán.

Pakistán cerró sus fronteras con Irán y Afganistán hace semanas, pero el primer ministro, Imran Khan, pidió el viernes a las autoridades que permitan el paso de camiones con comida y otros productos básicos a Afganistán, donde el número de infectados va en aumento.

___

The Associated Press recibe apoyo para sus coberturas de salud y ciencia de parte del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable del contenido.