AMLO no tiene prisa por enfrentar al coronavirus

Muchos países de Latinoamérica han tomado medidas agresivas para enfrentar al coronavirus, incluyendo el cierre de sus fronteras, puertos marítimos y aeropuertos a los extranjeros, declarar el esta...

Muchos países de Latinoamérica han tomado medidas agresivas para enfrentar al coronavirus, incluyendo el cierre de sus fronteras, puertos marítimos y aeropuertos a los extranjeros, declarar el estado de emergencia y ordenar el cierre de negocios.

En contraste, hasta ahora México ha adoptado una actitud de todo sigue igual. La gente sigue acudiendo a los mercados callejeros, donde elige entre pilas de frutas y verduras. Las calles continúan llenas de automóviles y camiones, y la población atesta los vagones del tren subterráneo, aunque el volumen del tránsito es notablemente menor.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y su gobierno han dicho que el obligar al país a un confinamiento afectaría desproporcionadamente a los pobres y también tendría un impacto psicológico sobre los mexicanos. Dicen que no hay razón para imponer grandes restricciones antes de que las autoridades de salud las consideren necesarias, algo que prevén ocurrirá a fines de marzo, con base en el patrón que ha seguido el virus en otros países y el hecho de que el primer caso confirmado en México fue el 27 de febrero.