China exonera a médico reprendido por advertir sobre virus

China tomó una medida sumamente inusual entre las autoridades del país de exonerar a un médico que fue reprendido por advertir acerca del brote del coronavirus y que posteriormente falleció a caus...

China tomó una medida sumamente inusual entre las autoridades del país de exonerar a un médico que fue reprendido por advertir acerca del brote del coronavirus y que posteriormente falleció a causa de la enfermedad.

La policía en la ciudad de Wuhan, donde se detectó el virus por primera vez, revocó su amonestación al doctor Li Wenliang, que incluía la amenaza de arresta, y le ofreció una solemne disculpa a su familia, reportó el Servicio Noticioso de China la noche del martes.

Se les impusieron sanciones disciplinarias a dos agentes de policía por el manejo inicial del asunto, sin dar más detalles.

Luego de su muerte, Li se convirtió en el rostro de la creciente ira a la forma en que el gobernante Partido Comunista controla la información y las quejas de que las autoridades mienten u ocultan brotes de enfermedades, accidentes industriales, desastres naturales y fraudes financieros, y castigan a quienes denuncian estos problemas y a periodistas independientes.

El oftalmólogo de 33 años murió a principios de febrero en el Hospital Central de Wuhan, donde trabajaba y probablemente contrajo el virus mientras atendía a pacientes durante los primeros días del brote.

Después de reportar miles de casos a diario durante el punto más álgido de la epidemia hace un mes, Wuhan registró el viernes su segundo día consecutivo sin ninguna infección confirmada o sospechosa.

Los 39 casos nuevos detectados en todo el país el viernes provinieron del extranjero, señaló el ministerio de salud, en una muestra de que las estrictas restricciones a los viajes y a los requisitos de distanciamiento social parecen haber tenido el resultado deseado.

China ya redujo algunas restricciones de traslado en Hubei, la provincia donde se encuentra Wuhan, aunque su frontera provincial continúa cerrada y los habitantes de la ciudad siguen bajo órdenes de permanecer en sus casas. Las autoridades dicen que cancelarán la cuarentena únicamente después de que pasen 14 días consecutivos sin que se registren nuevos casos en Wuhan.