El Salvador busca préstamo del FMI por coronavirus

El Salvador solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) un préstamo de emergencia de cerca de 400 millones de dólares, en momentos en que ése y otros países en desarrollo se preparan ante las...

El Salvador solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) un préstamo de emergencia de cerca de 400 millones de dólares, en momentos en que ése y otros países en desarrollo se preparan ante las consecuencias que pueda tener en sus economías la pandemia del coronavirus, informaron dos personas con conocimiento de la petición.

Si se aprueba la solicitud, El Salvador sería la primera nación en el mundo en recibir parte de los 50.000 millones de dólares que el organismo internacional ha puesto a disposición de los países más pobres para enfrentar la propagación del COVID-19.

Las dos personas hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizadas para hablar públicamente sobre la petición salvadoreña.

Estamos recibiendo consultas y solicitudes sobre préstamos de emergencia de varios países, incluido El Salvador. Estamos procediendo rápidamente con todas las solicitudes de acuerdo con nuestras políticas ", dijo a la AP un vocero del FMI.

El fondo estableció el llamado Instrumento de Financiamiento Rápido en 2011 para otorgar un préstamo de una sola ocasión y ayudar a los países de bajos ingresos a enfrentar los golpes económicos derivados de desastres naturales.

La cantidad que cada país puede pedir es el equivalente al 100% de la cuota que aporta al FMI, que en el caso de El Salvador es de 380 millones de dólares.

Venezuela también está buscando acceso a esa línea de crédito para enfrentar el virus, aunque su petición por hasta 5.000 millones de dólares fue rechazada de inmediato por el organismo, bajo el argumento de que tiene prohibido trabajar con esa nación hasta que sus 189 miembros acuerden reconocer a un solo líder en Venezuela: Nicolás Maduro o Juan Guaidó, el líder opositor que tiene el respaldo de Estados Unidos.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha sido uno de los líderes en Latinoamérica que ha buscado enfrentar la propagación del virus de manera más agresiva: impuso restricciones a la entrada chinos semanas antes de que se confirmara el primer caso en la región. También fue el primer país que prohibió la entrada de viajeros internacionales.