EEUU y Canadá cerrarán frontera a viajes no esenciales

Estados Unidos y Canadá acordaron el miércoles cerrar temporalmente su frontera común a los viajes no esenciales para enfrentar la pandemia de coronavirus, una medida que paralizará el turismo y l...

Estados Unidos y Canadá acordaron el miércoles cerrar temporalmente su frontera común a los viajes no esenciales para enfrentar la pandemia de coronavirus, una medida que paralizará el turismo y las visitas familiares, pero no el comercio bilateral.

El presidente Donald Trump anunció lo anterior en momentos en que su gobierno se prepara para regresar de inmediato a México a todas las personas a las que se sorprenda cruzando ilegalmente la frontera sur de Estados Unidos. Trump dijo que daría a conocer esa medida muy pronto, quizá el mismo miércoles.

El efecto de dichas medidas será un mayor aislamiento para Estados Unidos, y afectan a dos fronteras que han recibido un trato marcadamente distinto por parte del gobierno de Trump.

El flujo de viajeros en la frontera norte, la más larga entre dos naciones, ha sido relativamente ininterrumpido. En comparación, Trump ha convertido el combate a la inmigración, legal e ilegal, en la frontera sur, en una de las acciones distintivas de su presidencia.

Las restricciones con Canadá, a diferencia de las que están en consideración con México, fueron acordadas mutuamente entre ambos gobiernos.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau dijo que se impedirá a las personas cruzar la frontera para actividades recreativas o turísticas, aunque se mantendrán los viajes esenciales.

Es crucial que preservemos las cadenas de suministro entre ambos países, dijo Trudeau. Estas cadenas de abastecimiento garantizan que los alimentos, combustibles y medicinas lleguen a la gente en ambos lados de la frontera.

Trudeau hizo sus declaraciones afuera de su residencia donde se sometió a cuarentena voluntaria después de que a su esposa le detectaran el coronavirus.

Trump tuiteó que las restricciones en la frontera canadiense no afectarán el comercio entre ansiosos por mantener su vital relación económica. Canadá exporta el 75% de sus mercancías a Estados Unidos, aproximadamente el 18% de las exportaciones estadounidenses van para Canadá.

Los conductores de camiones y jubilados canadienses, que viven en Estados Unidos parte del año y están regresando a Canadá, son algunos de los sectores que no se verán afectados. El cierre total de la frontera perjudicaría severamente a las dos economías, ya que están estrechamente integradas. Gran parte del abasto de alimentos de Canadá proviene desde o vía Estados Unidos, y 98% de las exportaciones petroleras canadienses van al mercado estadounidense.

Estados Unidos ha reportado unos 6.500 casos de coronavirus y al menos 119 muertes, en comparación con los 600 infectados y ocho fallecimientos en Canadá. México ha registrado 93 casos y ninguna muerte, aunque sólo se han efectuado exámenes a unas 1.000 personas. El gobierno considera que las acciones de México para contener la propagación del virus son de las más deficientes en el continente americano y pretende aprovechar su medida fronteriza para presionar a México para que reaccione con mayor firmeza ante el brote.

En la mayoría de la gente, el coronavirus sólo causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos. En algunas personas, en especial los adultos mayores y aquellos con enfermedades preexistentes, puede causar problemas de salud más severos, como neumonía. La vasta mayoría se recupera del nuevo virus. Según la Organización Mundial de la Salud, las personas con la enfermedad leve tardan unas dos semanas para recuperarse y las afectadas con más severidad entre tres y seis semanas.

México reaccionó con cautela a los reportes de que Estados Unidos podría regresar a personas que cruzaron ilegalmente hacia Estados Unidos. El canciller mexicano Marcelo Ebrard dijo que Washington no ha compartido ninguna propuesta formal y que, si lo hiciera, entonces México responderá defendiendo sus intereses y considerando entre otras cosas la salud pública y el respeto a los derechos humanos.

A la pregunta sobre el plan de Estados Unidos, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo en su conferencia diaria de prensa que tenía previsto examinar con Ebrard lo que éste conversó el martes con el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, del presidente Trump.

Llevamos muy buena relación, lo subrayo, con el gobierno de Estados Unidos, muy buena relación con el embajador de Estados Unidos en México, afirmó López Obrador.

La propuesta de Estados Unidos se aplicaría a quienes no crucen la frontera entre México y Estados Unidos por los puertos de ingreso, incluidos solicitantes de asilo. Sería uno de los intentos más enérgicos de Trump para reducir la inmigración ilegal.

La Patrulla Fronteriza efectuó un promedio de unos 1.000 arrestos diarios en febrero. En el año fiscal estadounidense que concluyó en septiembre, sólo 20% de los detenidos eran de México; gran parte del resto provenía de Guatemala, Honduras, El Salvador, Cuba y Brasil.

Para su medida fronteriza, Trump podría invocar una ley según la cual el presidente puede negar el ingreso a personas o rechazar una carga si el director de salud pública de Estados Unidos determina que existe un peligro grave de que personas y carga traigan a Estados Unidos una enfermedad infecciosa. Trump señaló que no tiene previsto cerrar totalmente la frontera de Estados Unidos con México, aunque señaló que las facultades que invocará le conceden gran flexibilidad.

La situación en la frontera de Canadá atrajo el lunes la atención cuando Trudeau dijo que la cerraría a quien no sea ciudadano canadiense, estadounidense o residente permanente. Incluso a esas personas se les solicitará a su llegada que se pongan en cuarentena voluntaria durante 14 días.

Muchos en Canadá criticaron la decisión de que se exente de la medida a los estadounidenses. Entre los detractores figuró el ministro de Salud de Columbia Británica, Adrian Dix, quien señaló el aumento de las infecciones en el vecino estado de Washington.

La viceprimera ministra canadiense Chrystia Freeland dijo que la frontera es vital para la vida diaria de las personas en ambos lados.

Casi 200.000 personas cruzan a diario esa frontera, y esa frontera y ese tránsito que cruza esa frontera es literalmente vital tanto para canadienses como para estadounidenses en ambos lados, declaró Freeland.

___

Gillies informó desde Toronto y Spagat desde San Diego. Los periodistas de The Associated Press, Zeke Miller, en Washington, y Peter Orsi, en la Ciudad de México, contribuyeron a este despacho.

___

The Associated Press recibe apoyo para coberturas de salud y ciencia de parte del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable del contenido.